Como parte del trabajo que la Secretaría de Planificación realiza junto a la pequeña y mediana empresa neuquina y el sector emprendedor de la provincia.

El secretario del COPADE, Pablo Gutiérrez Colantuono firmó convenios en Buenos Aires con la Fundación Telefónica Movistar y la Cámara Argentina de Comercio Electrónico a favor del sector creativo y emprendedor de la provincia de Neuquén.

Los acuerdos permitirán darle un nuevo impulso a la capacidad de gestión de emprendedores del sector creativo, aumentar las herramientas disponibles para potenciar el comercio electrónico en la provincia y consolidar la línea de trabajo junto a las pymes neuquinas.

El primero de ellos se firmó este mediodía en la sede de Fundación Telefónica Movistar Argentina. Fue suscripto por los apoderados de la Fundación, Agustina Catone y Alejandro Lastra y permitirán renovar la oferta de cursos vinculados a la empleabilidad digital y así como ampliar las acciones conjuntas en materia educativa.

Durante 2020, los cursos de empleabilidad digital y otros contenidos pedagógicos ofrecidos por COPADE a través de Fundación Telefónica Movistar recibieron más de 8.400 inscripciones y fueron una de las herramientas de mayor uso entre las disponibles por la Secretaría de Estado para el sector.

El segundo de los convenios, se firmó con la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) en la Casa del Gobierno de la Provincia de Neuquén en Buenos Aires. De la actividad participaron el titular de la Casa Neuquina, Juan Carlos Rivara; el director Institucional de la CACE, Gustavo Sambucetti; y el secretario del COPADE, Pablo Gutiérrez Colantuono.

El convenio con CACE permitirá contar con su acompañamiento para el desarrollo y aplicación del Programa Provincial de Comercio Electrónico, una iniciativa de COPADE que busca impulsar herramientas para alcanzar la transformación digital de las pymes y emprendedores de la provincia, aumentando su productividad y competitividad en los mercados digitales.

Gutiérrez Colantuono consideró que la pandemia ha incrementado la necesidad de las pymes y emprendedores de migrar hacia la virtualidad, siendo necesario, para ello, robustecer las herramientas para el acceso a los canales de comercio electrónico que brinden soluciones a las nuevas demandas del mercado.