Los equipos permitirán hacer un seguimiento de ingresos y egresos a la ciudad, además de identificar aquellos vehículos que tienen orden de secuestro.

El gobierno de la provincia, a través del ministerio de Gobierno y Seguridad, inició en Zapala las obras de instalación del nuevo sistema de video seguridad urbana, que incorporará 50 puntos de captura con cámaras tipo domo y panorámicas. Las obras, que comenzaron días atrás y que tienen un plazo de ejecución de 180 días, demandan una inversión de 687 mil dólares.

La empresa estatal NEUTICS es la encargada de la provisión, el montaje y la instalación del nuevo sistema que, además de veinticinco columnas y un nodo de enlace radioeléctrico, incluye cuatro puestos de control de patente de rodados (integrados por dos cámaras cada uno). Estos permitirán hacer un seguimiento de ingresos y egresos a la ciudad, además de identificar aquellos vehículos que tienen orden de secuestro.

Las obras, que comenzaron días atrás y que tienen un plazo de ejecución de 180 días, demandan una inversión de 687 mil dólares.

Además, con la intención de incrementar el uso de tecnología moderna para la prevención del delito y la seguridad pública, en paralelo se avanza en la instalación del Centro de Monitoreo, un edificio con equipamiento de última generación, que concentrará múltiples funciones y que contendrá conectividad y servidores para aplicaciones y grabación con retención de 60 días.

La Policía de la Provincia del Neuquén será la encargada de administrar el Sistema de Video Seguridad, valiéndose de la infraestructura y asistencia que facilita Neutics SAPEM, ya sea por la implementación y puesta en marcha de los sistemas, como también por el mantenimiento continuo de los mismos.

Estas nuevas tecnologías que se instalan en Zapala por ser considerado un centro estratégico y por la proyección de crecimiento que tiene, se van a poner a disposición no sólo de la prevención, sino también de la investigación de hechos delictivos. Las nuevas 50 cámaras de última generación previstas para la localidad, se suman a los 513 puntos de captura que en la actualidad funcionan en la provincia.

Los sectores elegidos para la implementación de esta tecnología se organizaron a partir de un trabajo coordinado entre la OPTIC (define puntos factibles de colocación en función de la infraestructura que se monta); la empresa estatal NEUTICS SAPEM  (rol activo en la búsqueda de nuevas tecnologías); la subsecretaría de Seguridad, (realiza un trabajo territorial para que la ciudadanía tenga una participación activa en la definición de puntos críticos) y Policía (analiza los puntos que tienen que ser monitoreados en función al mapa del delito, y define qué tipo de tecnología es la más adecuada a los diferentes puntos).