El organismo aplica la Ley 2302 a fin de preservar inmediatamente a menores involucrados.

 

El Consejo Provincial de Educación informa que ante los casos de público conocimiento de presuntos abusos en establecimientos educativos de la provincia del Neuquén donde se ven vulnerados los derechos de niños, niñas y adolescentes (conforme la Ley N°2302), en cada situación se actúa inmediatamente según el protocolo establecido por Resolución 0144/2007.

Dicha Resolución, en su marco conceptual, indica que ante la sospecha de vulnerabilidad de niños, niñas y adolescentes, como puede ser el abuso sexual, en primer lugar la escuela “debe informar al supervisor sobre la situación, ya que este, desde su función puede constituirse como colaborador en la difusión de las normativas, asesorando o gestionando asesoramiento, facilitando la articulación entre los distintos sectores intervinientes”.

Desde el CPE aclararon que el equipo directivo ante casos de vulneración tiene la facultad para separar (ad referéndum del Cuerpo Colegiado) a la persona denunciada para llevar a cabo las investigaciones pertinentes del caso. “Lo primero que se hace es preservar inmediatamente a la o el menor involucrado”, explicaron autoridades de la cartera educativa.

Por último, destacaron que ante la denuncia de un hecho o situación de vulnerabilidad, inmediatamente el equipo directivo del establecimiento labra un acta, da intervención a la supervisión, se notifica a la persona denunciada y se eleva la documentación y antecedentes del caso al CPE, para su ratificación por Resolución del Cuerpo Colegiado.