El subsecretario de Tierras, Eduardo Ferraresso, destacó que el año pasado se realizó una inversión de un millón de pesos en mejoras. Además, indicó que “hay un tránsito de alrededor de 500 mil animales entre las veranadas y las invernadas”.

El subsecretario de Tierras, Eduardo Ferraresso, informó que se relevaron alrededor de tres mil kilómetros de arreos y se identificaron 1.036 puntos con GPS que son considerados relevantes por la existencia de alojos, tranqueras y vados, entre otros. Las acciones forman parte del Programa Provincial de Trashumancia.

“La idea es asegurar el paso de la trashumancia, porque nos parece que es muy importante tenerla como acervo cultural”, dijo el subsecretario y destacó que durante 2013 se hizo una inversión de un millón de pesos “en aguadas, molinos, alojos, refugios. En esos lugares que se identifican, si se detecta la necesidad, se hace la obra. Se pone el molino, el agua para los animales, los alambrados para los alojos, para que pernocten con seguridad; y después todas las inversiones necesarias con la cartelería” preventiva.

Ferraresso indicó que “hay un tránsito de alrededor de 500 mil animales entre las veranadas y las invernadas” y manifestó que “eso significa un movimiento importante de gente, de animales y de conflictos, porque realmente en función de este relevamiento que estamos haciendo detectamos problemas y en función de eso hacemos un diagnóstico que va a resultar en un plan para que asegure la trashumancia”.

Acerca de los pasos a seguir ante alguna diferencia, explicó que “se puede charlar con el privado, que tiene su título, pero están las huellas ancestrales históricas. Muchas veces los propietarios no tienen problemas para que se transite. Si no, hay que hacer un acuerdo y si no está el acuerdo, veremos. En algunos casos, si es necesario hacer una expropiación sobre un callejón, lo vamos a hacer. La idea es cuidar la trashumancia”.

“En muchos casos estos alambrados, estas tierras privadas, han cerrado los pasos que obligan a los trashumantes a hacer unos grandes recorridos y capaz que son tres o cuatro días más. Por otro lado, muchas veces utilizan las rutas y eso significa un peligro”, señaló.

Las acciones se ejecutan con intervención y en coordinación con distintos organismos y actores como la subsecretaría de Tierras, la de Producción y la del Copade, Vialidad Provincial, municipios, Asociación Cooperadora Regional Norte de Producción, Corporación Forestal Neuquina (Corfone), referentes de la asamblea de productores de Zona Centro y la Organización Unidad en Defensa de los Arreos en el Norte (OUDA).

Relevamientos

Los relevamientos durante 2013 se concentraron en la zona Norte y se ejecutó la mayoría de los de la zona Centro durante 2012, aunque quedaron en esa última región algunos puntos de relevancia pendientes para concluir con el plan previsto.

Fueron realizados por diferentes grupos conformados por un técnico, un productor de la comisión de Arreos y, en los casos en que fue requerido, un baqueano de la zona Centro.