Estudiantes del Centro Educativo Provincial Integral N°1 de Cutral Co realizan mobiliario adaptado para estudiantes con discapacidad.

Como parte del “Proyecto Sofía”, una propuesta pedagógica de construcción de mobiliario para estudiantes con discapacidad, autoridades educativas entregaron ayer una silla y mesa adaptada, destinada a un estudiante con movilidad reducida que realiza su trayecto educativo en el CPEM N° 6 de Cutral Co.

La propuesta pedagógica es llevada adelante por el grupo “Llamados a la Libertad” del Centro Educativo Provincial Integral N° 1 de Cutral Co, integrado por estudiantes de la Unidad Penitenciaria N°21, inscriptos en los diferentes talleres de Formación Profesional.

Dicho proyecto tiene como objetivo el diseño y fabricación de mobiliario específico y adaptado para estudiantes con discapacidades motrices.

La presidenta del CPE, Ruth Flutsch, destacó que “esta es una de las tantas propuestas solidarias que surgen de las instituciones educativas en los distintos niveles y modalidades, teniendo como centralidad garantizar oportunidades, derechos, y una educación inclusiva y de calidad para las y los estudiantes”.

Por su parte, el director general de la Modalidad Educación en Contexto de Privación de la Libertad (ECPL), Adrián Ciancio, celebró este tipo de acciones “donde nuestros estudiantes son quienes elaboran estos trabajos, que pueden brindar oportunidades y respuestas a personas que tienen dificultades de movilidad, apuntando a la equidad educativa”.

La propuesta es parte de la agenda impulsada por el ministerio de Gobierno y Educación y el Consejo Provincial de Educación (CPE), a través de la dirección general Modalidad Educación en Contexto de Privación de la Libertad.

En esta oportunidad, la entrega se realizó en el CPEM N° 6 de Cutral Co y contó con la participación del director general de Modalidad ECPL, Adrián Ciancio; el director de Formación Profesional de la Modalidad ECPL, Luis García; el docente del Taller, Renato Schincariol; el asesor de presidencia del CPE, Néstor Martínez; y el subcomisario de la Unidad Penitenciaria N°21, Gerardo Sáez.

Cabe mencionar que el docente del taller de soldadura fue quien impulsó los primeros pasos de este proyecto, generando las primeras acciones que hoy ya se encuentran siendo parte sistemática de las escuelas neuquinas.