Aborda temáticas de los desafíos y oportunidades de los alimentos y las cocinas regionales, estrategias para su revalorización como bien cultural y patrimonial, y la problemática de la comercialización de los alimentos y la articulación con políticas públicas y su producción.

Con reconocidos especialistas de la gastronomía americana, se realiza desde ayer y culmina hoy, el primer Foro de Alimentos y Cocinas Regionales de América en el auditorio de la Casa de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Neuquén participa con el destacado chef de Villa la Angostura, Leo Morsella.

El Foro es organizado por el ministerio de Turismo de la Nación, la universidad de San Martín de Porres de Perú y el conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana, junto con el INTA (a través de la Fundación Argentina), en el marco de Buenos Aires Ciudad Gastronómica de Iberoamérica, con el apoyo de la Cámara Argentina de Turismo y del gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

En el foro se llevan a cabo conferencias, mesas redondas y presentación de casos. Se puede seguir vía online desde su página web www.forodealimentosycocinasregionales.com.

En este sentido, cocineros, sociólogos, ingenieros agrónomos, periodistas y organismos públicos, participan de los paneles donde se enfoca en lo interdisciplinario en los alimentos y las cocinas regionales.

Sobre el contenido, se aborda sobre desafíos y oportunidades de los alimentos y las cocinas regionales, estrategias para su revalorización como bien cultural y patrimonial, y se debate sobre la problemática de la comercialización de los alimentos y la articulación con políticas públicas y su producción.

Se considera que las cocinas son una síntesis de la cultura, la capacidad productiva y la historia de las regiones, reflejando su diversidad y particularidades; las cocinas regionales son fuente de saberes y recursos culturales que forjan la identidad de las comunidades; son un instrumento para poner en valor los recursos del territorio; existen numerosos esfuerzos por rescatar los saberes relacionados con las cocinas regionales en el vasto territorio americano; ejemplos de valoración de las cocinas que han permitido generar políticas públicas y proyectos privados y sociales de desarrollo basados en ellas.