La premiación será mañana jueves a las 10.30 en la sala Alicia Fernández Rego de la ciudad de Neuquén. Los trabajos finalistas quedarán expuestos para que los visite el público en general.

La ministra de Gobierno, Educación y Justicia, Zulma Reina, entregará mañana jueves -28 de noviembre- los premios del Concurso Provincial de Anteproyectos para la Restauración de la Estación Ferroviaria, Centro Cultural y Espacio Urbano: El Anden. La cita es a las 10.30 en la sala Alicia Fernández Rego. Luego de la entrega de premios, los trabajos finalistas quedarán expuestos para que los visite el público en general.

Los ganadores del concurso que resultarán premiados mañana son en primer lugar los arquitectos Andrea Zupanc y Adrián Petrucelli, quienes recibirán 70 mil pesos y un diploma. El segundo premio, de 45 mil pesos, será otorgado a los arquitectos Ana Badowsky, Nicolás Sancho y Sebastián Bergman; mientras que el tercer premio, de 35 mil pesos, será al anteproyecto del arquitecto Fernando Diboscio, con la colaboración de Victoria Diboscio y Marcos Kamisky

El jurado que emitió el fallo estuvo integrado por los arquitectos Marcelo Lorelli, por Federación Argentina de Entidades de Arquitectos (Fadea); Oscar Aprea, por Colegio de Arquitectos de Neuquén; Valeria Petrini como jurado junior; Marcelo Alimenti por los participantes; Edith Signorelli, en representación del ministerio de Gobierno, Educación y Justicia; y Claudia Della Negra, por el área de Patrimonio de la dirección provincial de Cultura.

Colaboraron como veedores y apoyo logístico los arquitectos Marcelo Solana, Sergio Rivas y Mirta Herrera. En cuanto al equipo de asesores, estuvo compuesto por los arquitectos Jorge Tadey, Guido Pozzebon, María Agustina López de Murillas y Héctor Jordan Cruz.

El concurso se realizó para seleccionar un anteproyecto que brinde los elementos y herramientas para una adecuada evaluación e intervención del edificio existente de “El Andén”, con el objetivo de lograr la recuperación, conservación y valorización patrimonial del edificio y su espacio circundante.

Los concursantes pudieron proponer, con absoluta libertad y creatividad, un nuevo programa de actividades al aire libre o en los edificios del complejo compatible con la finalidad del concurso, que es asegurar la sustentabilidad del proyecto.

La organización del certamen estuvo a cargo del Colegio de Arquitectos, mientras que el financiamiento corrió por cuenta del Consejo Federal de Inversiones (CFI).