Se anunció que el próximo año se realizará un Protocolo de Coordinación Interministerial de abordaje a situaciones de salud mental y adicciones. También se hará una capacitación conjunta de los agentes de los diferentes organismos del Estado.

El ministerio de Salud informó que los integrantes del Consejo Provincial de Atención Integral de Salud y Adicciones (Copai) presentaron el jueves un informe anual en la comisión de Desarrollo Humano y Social de la Legislatura.

En la reunión anunciaron que en 2016 realizarán un Protocolo de Coordinación Interministerial de abordaje a situaciones de salud mental y adicciones y una capacitación conjunta de los agentes públicos de los diferentes organismos del Estado.

En el abordaje de las mismas, se trabajará en la implementación de supervisión clínica e institucional para los agentes que intervienen en dichas situaciones en los organismos que no poseen los dispositivos, al modo en que el Sistema de Salud lo lleva a cabo para el cuidado de la salud mental de sus agentes. Se organizarán ateneos conjuntos y recomendaciones a los organismos públicos y privados respecto de lo atinente al padecimiento mental. También se invitará a los municipios y comisiones de fomento a firmar convenios de adhesión, como lo estipula la Ley N° 2737 -artículo Nº 16– con el objetivo de articular con los municipios la implementación de políticas de prevención, asistencia y reinserción de personas con sufrimiento psíquico.

El anuncio se realizó en el marco del informe anual establecido en el Artículo Nº 15 de la mencionada ley sancionada en 2010. El consejo es interministerial y la presidencia la ejerce el ministerio de Salud de la provincia, por ser autoridad de aplicación de la ley.

La jefa del Departamento de Salud Mental y presidenta del Copai, Liliana Gómez, recordó que el organismo fue creado para trabajar intersectorialmente y en línea con los contenidos de la Ley Nacional de Salud Mental N° 26657. Comenzó su ejercicio en 2013 y se realizaron actividades de prevención de las adicciones con el programa de Adolescencia del departamento de Maternidad e Infancia de la subsecretaría de Salud.

La presidenta del Copai destacó la dificultad para superar “la lógica de exclusión, manicomial y de encierro”. Señaló que la ley genera un cambio profundo al considerar a las personas con padecimientos mentales como “verdaderos sujetos de derecho”. Agregó que reconoce a la salud mental como un proceso determinado por componentes históricos, políticos, socioeconómicos, culturales, biológicos y psicológicos que solo se preserva e incrementa en la observancia de los derechos humanos y sociales de las personas.

Cabe señalar que las instituciones participantes son los ministerios de Salud; Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo; Desarrollo Social; subsecretarías de Justicia y Derechos Humanos; Seguridad; Trabajo; Poder Judicial y Legislatura del Neuquén. En la ocasión, se elaboró y aprobó el Reglamento Interno y el ministro de Salud designó los cargos de presidente y vicepresidente.

Rodrigo Navarro, de Desarrollo Social, explicó que al haber un cambio de paradigma -pasar de la lógica del encierro a la inserción social- llevó a trabajar intersectorialmente con municipios saludables con planes de prevención; con Desarrollo Territorial, para implementar el programa de huertas comunitarias ligadas a los Centros de Día de pacientes en rehabilitación y con Educación para reinsertarlos en las escuelas.

Consejo Provincial de Atención Integral de Salud y Adicciones (Copai)

A partir de junio de este año las reuniones del Consejo del Copai se intercalan con reuniones de la Comisión Asesora, órgano creado desde el Consejo con carácter deliberativo no resolutivo, para tratar las cuestiones de índole prioritarias en materia de políticas públicas, marcos y paradigmas relacionados con la práctica intersectorial de abordaje de las problemáticas de salud mental.

En la Comisión Asesora, las diferentes áreas presentan las acciones concretas que actualmente llevan a cabo respecto de la temática (planificación real con los recursos existentes, planificación proyectada con los recursos necesarios), trabajando con la herramienta de Análisis FODA, para identificar fortalezas, oportunidades, amenazas y debilidades con las que cada organismo se encuentra a partir de la sanción de la ley.

Al finalizar el proceso, surge que las principales fortalezas del Copai se centran actualmente en la perseverante participación de los representantes de los diferentes sectores en las reuniones del Consejo y Comisión Asesora, jerarquizando y ubicando los encuentros en un lugar importante dentro de las agendas laborales.

La Ley Nacional de Salud Mental Nº 26657 culmina un largo proceso de debate y discusión sobre los modos de abordar la salud mental, generando un cambio profundo al cuestionar el paradigma tutelar, punitivo y patologizante, al considerar a las personas con padecimiento mental como verdaderos sujetos de derecho; reconociendo la salud mental como proceso determinado por componentes históricos, políticos, socio-económicos, culturales y biológicos y psicológicos que sólo se preserva e incrementa, en la observancia de los derechos humanos y sociales de las personas; abriendo el modelo hospitalo-céntrico a dispositivos alternativos y sustitutivos a la internación y otorgándole al trabajo interdisciplinario -en red, intersectorial- una importancia primordial en la comprensión y abordaje de los fenómenos relacionados con la salud mental.

Se acuerda entonces que se deben crear y operativizar los mecanismos capaces de responder en tiempo y forma ante lo concreto, ante la urgencia, superando definitivamente el viejo paradigma. En este sentido, los participantes del Consejo acuerdan los siguientes ejes de trabajo para el año entrante:

• Realizar un encuadre terminológico, conceptual y de abordaje de la problemática con el objetivo de consolidar una política coherente y cohesiva en todos los Poderes del Estado. Como herramienta para llevar esto a la práctica y al territorio, se acuerda en diseñar un Protocolo de Coordinación Interministerial de abordaje de situaciones de Salud Mental y Adicciones, capacitando interdisciplinaria e intersectorialmente a los agentes públicos en el abordaje de situaciones de sufrimiento psíquico, desde una posición salutogénica y sujeta a derechos.

• Desarrollar herramientas informáticas que faciliten el acceso a la información de las situaciones abordadas por parte de los agentes públicos intervinientes.

• Implementar estrategias de cuidado de la salud de los trabajadores del campo de la Salud Mental (supervisión clínica e institucional, ateneos conjuntos, capacitaciones).

• Elaborar recomendaciones a los organismos públicos y privados respecto de todo lo atinente al padecimiento mental.

• Trabajar con los comunicadores sociales cuestiones relativas al tratamiento del tema en los medios de comunicación, que hasta la fecha, no han logrado superar el sesgo estigmatizante y punitivo.

• Invitar a los municipios y comisiones de fomento, convocando a los intendentes y delegados a firmar del convenio en adhesión a la Ley Provincial N° 2737, tal cual prevé la Ley en su artículo Nº 16.