Ante un auditorio de más de 120 asistentes, Fernando Batista, entrenador del seleccionado Sub-20 y Sub-23, junto al preparador físico, Cristian Palandella, comenzaron en Ciudad Deportiva con la clínica de fútbol gratuita organizada por el club Sapere y el apoyo del Ministerio de Deportes.

Con motivo de la clínica de fútbol a cargo del entrenador nacional Fernando “bocha” Batista en Ciudad Deportiva, el ministro de Deportes, Luis Sánchez, destacó la predisposición de los profesionales “para venir a compartir sus expectativas y sueños en un deporte que en Argentina es pasión” al tiempo que instó a los participantes a “conocer cómo es el trabajo y la preparación de los futbolistas. Ojalá ustedes pueden aplicar estos conocimientos en el nivel en que estén para poder enfrentar una mejor formación y preparación para los chicos con los que están trabajando”, afirmó.

Batista, quien este año dirigió al conjunto nacional en el pasado campeonato del mundo que se desarrolló en Polonia y además condujo al equipo que logró la medalla de oro en los Juegos Panamericanos, agradeció a los presentes porque “para nosotros es algo lindo poder transmitir y hablar y como digo siempre interactuar con colegas porque de todos aprendemos”, dijo y entre otros conceptos señaló que “el entrenador es como el jugador que hasta el último día siempre aprende algo”.

En este sentido recordó que “más allá de la idea que uno tiene de juego que la cual venimos a transmitir, también nos gusta llevarnos cosas. Es que para ser un gran profesional todos los días tenemos que aprender y capacitarnos para mejorar”, recomendó.

Conocido como “El Bocha” Batista, el entrenador actualmente está abocado a la preparación del seleccionado Sub-23 que en enero jugará en Colombia, el Torneo Preolímpico clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

El hermano de Sergio Batista, ex campeón del Mundo en México ’86 y luego también entrenador del seleccionado nacional el actual DT en su etapa de jugador profesional, jugó en Argentinos Juniors y San Lorenzo para luego dirigir las divisiones inferiores de ambas entidades desde el año 2000 para desembarcar en la selección, de la mano de Claudio Ubeda, siendo su ayudante de campo y luego relevando a Lionel Scaloni, cuando este asumió en la Selección Mayor.