Volcán Llaima: segundo informe

abril 6, 2009

Defensa Civil de la provincia reprodujo este fin de semana los informes de los organismos chilenos de emergencia. En la provincia, se registraron precipitaciones de ceniza en la zona de Moquehue y Villa Pehuenia el sábado por la noche y en la madrugada del domingo.


VILCÚN, Chile.- Más de 50 personas fueron evacuadas o se autoevaluaron ayer domingo en cercanías del río Calbuco tras la crecida de su caudal como producto de dos aludes causados por la nueva erupción del volcán chileno Llaima, ubicado en la región de la Araucanía, según un informe de autoridades chilenas que reprodujo ayer la dirección de Defensa Civil de Neuquén. 

Según la información, el volcán, que se encuentra en el sur de Chile y muy cerca de la frontera con Argentina, a la altura de Neuquén, entró nuevamente en erupción el viernes y su actividad se intensificó entre sábado y domingo.

En las últimas horas de ayer, la actividad volcánica se mantenía estable con explosiones permanentes que alcanzan hasta 600 metros de altura sobre el cráter con caída de cenizas y escoria fina por el sector oriente, hacia Laguna Verde.

La Oficina Nacional de Emergencia -Onemi, organismo oficial chileno de defensa civil que monitorea la actividad volcánica- declaró el sábado por la mañana el alerta roja para la comuna de Vilcún, específicamente en los sectores de Bellavista, La Selva, Las Mercedes, Danubio, Bajo Lleuques, Los Lleuques y Colonia Caupolicán, y la comuna de Curacautín en el sector de Captrén.

La decisión fue adoptada, de acuerdo con el sobrevuelo que se desarrolló en las últimas horas del sábado, en el que se visualizó “dadas las altas temperaturas, la generación de un proceso de derretimiento de nieve, lo que implica un alto riesgo de generación de deslaves desde la cima hacia sectores más bajos”, situación que finalmente ocurrió.

El Servicio Nacional Geológico Minero de Chile (Sernageomin), informó por su parte que en el sobrevuelo del sábado se pudo constatar el aumento de la intensidad de la erupción, manifestándose con la presencia de tres corrientes de lavas que descendían sobre el flanco oeste del volcán, una columna de gases y cenizas que formaba una pluma gris de hasta 7.000 metros de altitud y más de 100 kilómetros de extensión hacia el sureste, específicamente hacia el sector de Icalma y Aluminé, con derrames de material incandescente de hasta 2 kilómetros de longitud hacia el noreste, sector de Captrén y la generación de flujo de piroclastos hacia el flanco occidental. Se visualizaron además dos corrientes de lava que se descargaban hacia las cabeceras del río Calbuco.

Puente arrastrado sobre el Calbuco

Un puente de madera de 25 metros de largo fue arrastrado por el río Calbuco en el sector Danubio, a unos 5 kilómetros de Cherquenco, luego que aumentara su caudal producto de la reactivación del volcán Llaima.

Bomberos de esa localidad informaron que el nivel del afluente aumentó unos 2 metros y medio, debido a dos aluviones registrados en horas de la mañana del domingo. Sin embargo, cerca del mediodía, el caudal registró un descenso de un metro.

La estructura destruida era utilizada por los lugareños, que no quedaron aislados, dado que a unos 500 metros de allí se encuentra el Puente Calbuco, por donde transitan vehículos.

Voluntarios de Bomberos evacuaron ayer algunas personas desde los sectores de La Selva y Danubio, en la ribera del río Calbuco, a unos 12 kilómetros del cráter del macizo.

El macizo entró en erupción el 1 de enero de 2008 y, tras permanecer calmo, se reactivó a mediados del año pasado con erupciones intermitentes y de menor intensidad.

El Llaima, con 3.125 metros de altura, está cerca de la ciudad de Temuco, 700 kilómetros al sur de Santiago, y es uno de los más activos de Chile.

La situación en Neuquén

En el interior de la provincia se registraron vestigios de ceniza en distintas localidades. En Moquehue y Villa Pehuenia a las 23 del sábado se visualizó la nube de cenizas, que se precipitó en esa localidad a partir de la 1.30 del domingo, aunque no hubo acumulación debido a las lluvias moderadas presentes en esa zona.

En tanto en Zapala, desde las 4 del domingo comenzó su precipitación, aunque a raíz de los vientos reinantes, no hubo acumulación y la ceniza se disperso.

La situación a las 12.30 de ayer, domingo 5 de abril, continúa la presencia de ceniza en Zapala y Las Lajas, aunque se mantiene suspendida sin precipitación hasta el momento. Desde Chile se informó además que en estos momentos la pluma de cenizas, a raíz de los vientos imperantes, se desplaza hacia la localidad de Aluminé.

El aeropuerto internacional de Neuquén Juan Domingo Perón permanece -hoy lunes- operable con normalidad.