Desde Vialidad se destacó que se está trabajando arduamente para mejorar las condiciones de transitabilidad en las rutas provinciales 46 y 23.

Autoridades de la dirección provincial de Vialidad se reunieron con representantes de Aluminé y Villa Pehuenia-Moquehue, con el objetivo de analizar el estado de las rutas de acceso a sus comunidades.

Se abordó la situación actual y Vialidad de Neuquén se comprometió a trabajar en conjunto con las autoridades locales para lograr mejoras a corto y largo plazo. El presidente del organismo, Mauro Millán explicó que se están realizando tareas paliativas para mejorar la situación de transitabilidad y dijo que no se conseguirá mejorar el estado hasta que no se puedan ejecutar las obras previstas de asfalto.

Desde Vialidad se destacó que se está trabajando arduamente para mejorar las condiciones de transitabilidad en las rutas provinciales 46 y 23 durante la temporada invernal. Se indicó que, si bien hay obras en marcha para repavimentar tramos críticos, se requiere contar con las condiciones climáticas óptimas para lograr una infraestructura vial adecuada a las necesidades actuales y futuras de la región.

El compromiso del organismo vial es reforzar la conservación rutinaria para minimizar los riesgos, con el objetivo de garantizar a las comunidades afectadas por el estado de transitabilidad la presencia de equipos, maximizando el esfuerzo durante los días que el clima permite la operatividad.

Millán comentó que actualmente se está intentando aportar material para mejorar los sectores poceados y realizar bacheos en frío, ya que durante el invierno no se puede trabajar con mezclas asfálticas en caliente. “Sabemos que la transitabilidad será variable y que dependerá de las precipitaciones. Trabajamos sobre las calzadas y mejoramos las condiciones, pero luego de una jornada de lluvia debemos realizar todo el trabajo nuevamente”, dijo.

Los ingenieros viales explicaron que, debido al crecimiento de los centros poblacionales, el afianzamiento de los centros turísticos y los planes de desarrollo del gobierno provincial respecto de las principales actividades económicas, la infraestructura vial recomendada y planificada para la zona es pavimentada.

Con esta visión es que el organismo se encuentra trabajando y gestionando -junto con el gobierno- las obras de pavimentación para la ruta 23, contando en la actualidad con el tramo Malleo-Pilo Lil ejecutado (35 kilómetros); Pilo Lil-Litrán en ejecución (35 kilómetros); Rahue-Pilo Lil (37 kilómetros) próxima a iniciar, ya que se encuentra con contrato de obra firmado; y Litrán-Puesto Jara (22 kilómetros), a la espera de la autorización del Fondo Fiduciario Federal para firmar el contrato y dar inicio.

El encuentro

La reunión la mantuvieron recientemente el presidente del directorio, coordinador técnico y jefe de conservación de Vialidad Provincial, los jefes comunales de Villa Pehuenia y Aluminé, representantes de las Cámaras de Comercio y Turismo, Bomberos y Salud de ambas localidades y comunidades originarias. Se abordó el estado de las rutas provinciales 46 y 23 durante la temporada invernal.

La ruta 46 tiene una extensión de 150 kilómetros. Nace en Zapala, en el empalme con la ruta nacional 40, y cuenta con 90 kilómetros pavimentados y 60 de ripio o suelo mejorado. Actualmente, el tramo pavimentado se encuentra en proceso de repavimentación debido al deterioro del pavimento existente por el transcurso del tiempo y el fin de su vida útil. El organismo ejecutó hasta la fecha repavimentaciones en tramos parciales a través de un sistema mixto de contrataciones y ejecución por administración, y tiene planificado continuar con las tareas una vez que comience la temporada estival.

La ruta 23 tiene una extensión de casi 200 kilómetros. Inicia en el empalme con la ruta nacional 40 a la altura de Junín de los Andes y finaliza en el empalme con la ruta nacional 242 en Pino Hachado. Cuenta con un plan estratégico de desarrollo para convertirse en una ruta escénica a través de obras de pavimentación y repavimentación en cuatro tramos. Sin embargo, el tramo de vinculación entre Aluminé y Villa Pehuenia se encuentra en estado de deterioro y dificulta el normal desarrollo de las actividades sociales y económicas de las localidades integrantes del Corredor Vial Pehuén.

El tramo tiene una longitud de 70 kilómetros compuesto por calzada de suelo mejorado entre el empalme con la ruta 13 y Puesto Jara (inicio de pavimento) de 27 kilómetros y el resto se encuentra pavimentado en mal estado de conservación con presencia de baches y deterioro de su paquete estructural.

Como parte de las obras planificadas por el organismo para el corredor, se dio inicio en 2022 a la obra de repavimentación en el tramo de 15 kilómetros entre Aluminé y Puente Rahue, con el objetivo de mejorar las condiciones de transitabilidad para la temporada invernal 2023. Sin embargo, la obra permanece inconclusa debido a la falta de provisión de mezcla asfáltica para la colocación de la carpeta. Esta situación se agravó por las inclemencias climáticas y lluvias persistentes que se han registrado durante este período.

Según información proporcionada por AIC, la presencia del fenómeno climático denominado “El niño” ha provocado la caída de fuertes lluvias en gran parte del territorio provincial, provocando una situación adversa para la infraestructura vial en general y un Operativo Nieve atípico, ya que no se evidencian los niveles de precipitaciones níveas que deberían darse en invierno.