Con una inversión de 850 mil pesos, el flamante equipo mejorará la logística y brindará mayor seguridad a los medicamentos e insumos hospitalarios del Almacén Central.

Esta semana fue incorporada una nueva cámara de frío en el Almacén Central del ministerio de Salud, que permite almacenar y asegurar al sistema de salud el acopio de una mayor cantidad de insumos.

La cámara fue comprada mediante un proceso de licitación y la inversión fue de 850 mil pesos. El beneficio es para la comunidad, ya que la provincia puede tener mayor stock, agilizar la logística y garantizar la cadena de frío ante una eventual situación no deseada.

El director general del Almacén Central, Juan Carlos Torres, explicó que la habilitación de esta nueva cámara es “un anhelo que tenía la institución hace ya un tiempo y que se pudo concretar gracias a las gestiones de la dirección de Recursos Técnicos y Biomédicos”.

Agregó que “al ser un centro de distribución a nivel provincial, desde este almacén se recepcionan todos los insumos para la provincia, por lo cual se hacía necesario una ampliación porque las dos cámaras existentes no daban abasto”.

Como ejemplo, Torres explicó que “en los períodos en que se reciben las vacunas antigripales, llegaban en cantidades enormes y las cámaras quedaban chicas y eso alteraba la logística del almacén. Por lo que la incorporación de una nueva cámara nos permite mejorar la logística y también la seguridad, porque la cadena de frío está asegurada al igual que el personal. Una cámara saturada no es lo mismo que una cámara con espacio para la preparación del insumo con cadena de frío”.

El funcionario indicó que “esta semana arribarán productos con cadena de frío e insumos biomédicos para ocho meses y, si no se contara con la nueva cámara, tendríamos que seccionar la recepción. Eso permite abastecer de insumos necesarios desde la misma ciudad de Neuquén cuando los centros de salud o las zonas sanitarias así lo requieran”.

Dentro del Plan Quinquenal del gobierno de la provincia, el eje 8 para el plan de Salud 2019-2023 sobre tecnología en salud pública, se centra en el incremento de los niveles y la calidad de los recursos para la salud, tanto en términos de infraestructura física, tecnológica, mejora de los procesos y desarrollo de investigación científica, como en recursos que redunden en mejores condiciones de accesibilidad de la población a los mismos.