El sistema se conectará a través de la Estación Transformadora Puesto Hernández, que cuenta con personal operativo permanente, y dejará de operar con la Estación Filo Morado. De esta manera se reducirá la cantidad de cortes  y su duración.

 

El pasado sábado, el Ente provincial de Energía del Neuquén (EPEN) realizó una serie de trabajos que afectaron el suministro eléctrico de las localidades del norte neuquino por espacio de cinco horas con el objetivo de aislar ciertas instalaciones que provocaban continuas fallas en el sistema, y mejorar la calidad del servicio. Gracias a los equipos generadores algunas localidades sufrieron cortes parciales.

A diferencia de los cortes que se venían produciendo en la zona, estuvo programado y avisado con suficiente anterioridad para que la población afectada pudiera tomar sus recaudos.

Los trabajos realizados tuvieron el objetivo de mejorar el servicio eléctrico hacia Buta Ranquil, Barrancas, Chos Malal, Andacollo, Las Ovejas, Varvarco, Manzano Amargo, Huinganco, Tricao Malal, Los Miches, y la zona de influencia. De esta manera, se espera minimizar tanto la cantidad  de cortes de energía como su duración, en comparación a los registrados últimamente.

Muchos de los cortes que venía sufriendo la zona, particularmente en los últimos meses, se originaban o se extendían ante fallas en algunos equipos de la Estación Transformadora Filo Morado, la que es propiedad de YPF y no cuenta con personal permanente en el lugar, sino que el mismo debía trasladarse desde el yacimiento El Portón.

Gracias a las maniobras realizadas el sábado, y a partir de la nueva configuración, se prescindirá de dichas instalaciones y el sistema se conectará directamente a la Estación Puesto Hernández,  telecomandada y con personal operativo permanente.
Cómo fueron los trabajos

Unas horas antes de producirse el corte, una cuadrilla de operarios del EPEN se trasladó a la Estación Transformadora Filo Morado, distante a unos kilómetros de Chos Malal. Allí se realizó con éxito un by pass o puente eléctrico en 132 kilovolts de tensión. Con estos trabajos la Estación Transformadora Chos Malal, que abastece del suministro a la zona Norte, quedó eléctricamente conectada con la Estación Transformadora Puesto Hernández y dejó de estarlo con la Estación Filo Morado.

Adicionalmente, otro grupo de técnicos del EPEN trabajó en la Estación Transformadora Puesto Hernández en la reconfiguración de las protecciones eléctricas de la línea de 132 KV Puesto Hernández – Chos Malal.