Toman medidas preventivas para que no se propague alga invasora

diciembre 1, 2011

El plan para evitar la dispersión de la especie conocida como Didymo o Moco de roca pertenece a la subsecretaría de Medio Ambiente, a través de la dirección de Biología Acuática. Esta alga ya invadió las cuencas de los ríos Collón Cura y Limay.

La subsecretaría de Medio Ambiente, a través de la dirección de Biología Acuática, desarrollará un plan de prevención de la dispersión del alga invasora Didymosphenia geminata ante la reciente aparición de este organismo en la cuenca del río Limay. La especie es conocida genéricamente como Didymo y, popularmente, como Moco de roca.

En noviembre de este año, la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro (AIC) descubrió la primera presencia de esta alga en la cuenca del río Collón Cura. La reciente aparición en la cuenca del río Limay motivó la necesidad de generar una serie de barreras de desinfección consistentes en estaciones sanitarias de lavado que se ubicarán en los pasos limítrofes con Chile ubicados entre Neuquén y Río Negro, para complementar los ya existentes en el territorio chubutense.

En cada estación sanitaria, la desinfección se realizará en embarcaciones de cualquier tipo y equipos de pesca, buceo, herramientas u otro aparato que eventualmente pueda haber sido sumergido o haber estado en contacto con el agua de ambientes naturales. Si las embarcaciones son transportadas por autos con tráiler, la desinfección también deberá practicarse a la parte inferior de autos y a todo el tráiler.

Mientras tanto, la Administración de Parques Nacionales y Parque Nacional Nahuel Huapi difundió medidas para evitar la propagación de organismos invasores en los ríos y lagos. Entre ellas, buscar restos de algas y sedimentos en los equipos y embarcaciones, y retirarlos cuidadosamente en el sitio antes de abandonar el río o lago. Si se encuentran restos después de haberse retirado, extraerlos y posteriormente depositarlos en la basura, no en desagües domiciliarios.

Otra medida recomendada es remojar y refregar todo lo que estuvo en contacto con el agua, por lo menos durante un minuto; los equipos que absorban agua como chalecos, botas y waders deben dejarse en remojo al menos 30 minutos en alguna de estas soluciones: lavandina al dos por ciento (un vaso pequeño o 200 mililitros en 10 litros de agua), sal al cinco por ciento (50 gramos de sal en 10 litros de agua) o detergente al cinco por ciento (dos vasos pequeños o 500 mililitros en 10 litros de agua). También se puede remojar en agua muy caliente por encima de los 60 grados centígrados.

El secado también es una opción que debe practicarse si la limpieza no es posible con los otros métodos. Para que sea efectivo, el equipo debe quedar completamente seco al tacto por dentro y fuera, y se debe dejar pasar al menos 48 horas antes de volver a utilizarlo.

La especie Didymo

La especie es originaria de la región boreal del hemisferio Norte e invadió ambientes de Nueva Zelanda, América del Norte, Europa y Asia. Es capaz de producir floraciones que cubren los sustratos de tramos variables de ríos. En algunas circunstancias, sobre todo en ambientes degradados por presencia humana, las floraciones pueden alcanzar varios kilómetros, provocando alteraciones fisicoquímicas y declinaciones de algunas especies de fauna -en particular- de invertebrados y peces.

En abril de 2010 fue identificada por primera vez en Sudamérica, en ambientes de la región chilena pertenecientes a la cuenca del río Futaleufú.

Luego de la detección en el tramo superior de este río chileno dentro del territorio argentino -en la provincia del Chubut-, los gobiernos de Neuquén y Río Negro junto con la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro (AIC) y la Administración Nacional de Parques comenzaron a aplicar un plan de seguimiento y control de la Didymosphenia geminata en las cuencas de los tres ríos mencionados. Así se descubrió, en noviembre pasado, la presencia de esta alga en la cuenca del río Collón Cura.