Semana mundial del parto respetado

mayo 14, 2010

Se celebrará del 16 al 23 de mayo, bajo el lema “Nacimiento traumático, cómo evitarlo; nacimiento placentero, cómo lograrlo”. Habrá charlas sobre el tema en el hospital Castro Rendón. La subsecretaría de Salud convocó a otros centros asistenciales a sumarse a la celebración.

Desde la subsecretaría de Salud informaron que del 16 al 23 de mayo próximos, se celebrará la Semana Mundial del Parto Respetado e invitaron a todos los centros asistenciales de la provincia a sumarse con actividades alusivas al tema.

En el hospital Castro Rendón, ya programaron una serie de charlas y acciones de difusión. Este año, la consigna para conmemorar la fecha será “Nacimiento traumático, cómo evitarlo; nacimiento placentero, cómo lograrlo”. Marcela Pose, jefa de departamento de Salud Materno Infantil y del Adolescente de la subsecretaría de Salud, explicó que el lema se refiere a que la mujer que da a luz debe ser asistida en un ambiente agradable y distendido para alivianar el dolor y que un trato respetuoso “tiene que ver con llamar a la mamá por su nombre, contenerla, que se sienta persona, permitirle opinar y tomar decisiones”.

Comentó que este año será el primero en que la provincia adhiere a esta iniciativa mundial y remarcó que la fecha recordatoria “es una oportunidad importante para poder llamarnos a la reflexión sobre cómo estamos trabajando, volver a mirar nuestras prácticas y poner el acento en pequeños detalles”.

“El nacimiento siempre fue un hecho natural”, recalcó y recordó: “al comienzo, las personas nacían en sus casas, rodeadas por sus familiares y asistidas por otras mujeres, matronas o parteras, y después eso se fue medicalizando”. Indicó que el parto “pasó a ser algo instrumental, se fue desnaturalizando”, convirtiéndose en una situación traumática para la embarazada. Entre otras modificaciones, mencionó que ya “no podían pasar los familiares, se la mantenía en una posición no natural, acostada, y se procedía como en un ambiente quirúrgico”.

Recalcó además que la forma en que nace una persona “también va a definir cómo va a ser cuando crezca”. Agregó que, “cambiando la forma de nacer, también se cambia la forma de vivir y desde el departamento apuntamos a la mejor calidad del nacimiento para que se genere una mejor calidad de vida”.

Sobre la convocatoria a los centros asistenciales, dijo que lo que se busca es que “en esta semana y en adelante pongamos el foco en la reflexión de cómo estamos tratando a las embarazadas en toda la situación de parto”.

Actividades conmemorativas en el Castro Rendón

En el hospital regional Castro Rendón, ayer, jueves 13 de mayo, se realizó un ateneo perinatológico con todo el equipo del nosocomio para recordar la Semana Mundial del Parto Respetado. Además, del 16 al 23 de mayo, prevén hacer actividades en los consultorios con mujeres embarazadas y sus familiares.

El miércoles 19, en el hall central del hospital, se realizará un encuentro tanto con embarazadas como con todas las personas que quieran acercarse y acompañarlas. Se van a proyectar videos y se explicará el significado del lema de este año.

Además, las obstétricas del hospital provincial dictarán una charla sobre parto respetado para los afiliados del Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN) en la sede central de la obra social.

Por otro lado, un grupo de licenciadas en obstetricia planea instalar carteles, repartir folletos y trabajar sobre el tema con embarazadas que asisten a cursos de pre-parto.

Semana Mundial del Parto Respetado

Desde 2004, durante el mes de mayo, se celebra en diferentes países la Semana Mundial del Parto Respetado. La fecha se instauró a partir de la iniciativa de la Asociación Francesa por el Parto Respetado (AFAR).

Cada año, el acento está puesto sobre un tema diferente. Las consignas convocantes de años anteriores fueron: “La episiotomía”, en 2004; “Las posiciones para parir”, en 2005; “El tiempo para nacer”, en 2006; “El entorno amoroso durante el parto”, en 2007; “La inutilidad de la separación del bebé de su madre y/o padre luego del nacimiento”, en 2008; y “Por la urgente disminución de las cesáreas innecesarias”, en 2009.