Se reunió la comisión especial de Control de Arreos

mayo 7, 2012

Se trabajó sobre un informe elaborado en el último mes donde se busca identificar las variables para el tratamiento de la trashumancia desde un enfoque integrador, en el marco del tratamiento de una nueva ley de callejones de arreo.

En dependencias del ministerio de Desarrollo Territorial, la comisión especial de Control de Arreos se reunió para presentar un informe ante el titular de la cartera, Leandro Bertoya, de cara al tratamiento de una nueva ley de callejones de arreo. En el encuentro se abordaron soluciones alternativas al alambrado y otras tareas complementarias destinadas a poner en valor la tarea de trashumancia y garantizar la seguridad física y jurídica en diversas zonas de la provincia.

Al término de la jornada, Bertoya explicó que el objetivo de esta comisión creada a comienzos de abril es “estudiar y resolver toda la problemática referente a la trashumancia en la provincia, especialmente en las zonas Norte y Centro, con respecto a los pasos de callejones de arreo utilizados para llegar a los lugares de veranada y volver en época de invernada”.

Dijo que en este marco “estamos desarrollando un plan de trabajo para que más allá de los callejones de arreo se puedan ofrecer las calles de Vialidad provincial y nacional, para que en el período de traslado de animales haya un enfoque especial sobre el tema”. “Queremos integrar al personal de Recursos Faunísticos, Producción, Manejo del Fuego, Turismo y todos los que podamos colaborar para poner en valor la cultura de trashumancia en Neuquén”, indicó.

 

Trabajo conjunto para buscar alternativas

Respecto de las tareas que está realizando la comisión, explicó que se presentó un informe que incluye alternativas para el uso de los callejones existentes, con la finalidad de establecer dónde delinear los nuevos y para usar las calles públicas disponibles que sirvan para este tipo de actividad. De este modo se busca privilegiar “la seguridad de los transeúntes, productores, conductores y animales, tanto como la seguridad jurídica para los dueños de los campos”, explicó el ministro.

“La metodología que estamos implementando es la del trabajo conjunto, tanto de los agentes que están a cargo de este ministerio como de los intendentes y otras autoridades, para generar un programa rico en propuestas que prevea el uso de callejones, calles públicas, lugares de acampe por la noche con la infraestructura necesaria para descansar, el uso de campos que pertenecen al sector privado, la puesta en valor de la actividad desde el punto de vista cultural y turístico, y todos los elementos relacionados a la trashumancia”, detalló.

Debido a que hay diversas estructuras que abordan los mismos problemas, Bertoya aconsejó a los presentes que intercambien ideas entre pares de distintas áreas, a fin de conciliar posiciones respecto de la metodología de trabajo. Señaló que es indispensable “agotar todas las alternativas y no limitarse exclusivamente a tareas de alambrado para poder determinar la inversión más eficiente”.

Por último, agregó que en los próximos días se presentará una propuesta para abordar la problemática con una visión integral. “Nuestra idea es maximizar el uso de los recursos existentes e incluir el componente sanitario, la titularidad de los lotes, el derecho de pastoreo y la señalización, entre otros temas”.

De la reunión participó también el subsecretario de Producción, Javier Van Houtte, junto al subsecretario de Tierras, Eduardo Ferraresso, y representantes de diversas entidades que dependen del ministerio de Desarrollo Territorial.