El nuevo proyecto actualiza los cálculos de recursos, gastos y financiamiento en relación al elevado a la Cámara de Diputados en el término legal , a fines de octubre del año pasado, por los cambios producidos en la economía del país.

El gobierno de la provincia presentó ayer en la Legislatura un nuevo proyecto de presupuesto 2014 en el que fueron actualizados los cálculos de recursos, gastos y financiamiento respecto del presentado a fines de octubre de 2013, habida cuenta de los cambios significativos que se produjeron a la fecha en la economía nacional.

Según indicaron desde el ministerio de Economía de la provincia, “una serie de hechos de imposible predicción implicaron cambios relevantes que afectaron las previsiones y generaron la conveniencia de una revisión”, con el objetivo de que la discusión legislativa “se base en un escenario de mayor proximidad a lo que razonablemente se puede prever acerca de la evolución para el año de las principales variables presupuestarias provinciales”.

Los hechos de mayor impacto fueron el nuevo nivel del tipo de cambio con el dólar y las revisiones salariales de fines de 2013 e inicios de 2014, pero esta actualización permitió incorporar otras novedades de los últimos meses.

El nuevo proyecto presenta un cálculo de recursos que asciende a los 18.801 millones de pesos y gastos por 19.604 millones de pesos, lo que implica una necesidad de financiamiento de 803 millones de pesos que se cubrirán con un financiamiento neto de idéntica magnitud.

Además, implica un fortalecimiento de la estructura de recursos – gastos anuales que se ve reflejado en un crecimiento del resultado económico que es más de siete veces superior al del presupuesto 2013, ascendiendo a los 1.250 millones de pesos.

En este nuevo proyecto los recursos, resultan superiores en 2.228 millones de pesos (un 13,4 por ciento) y los gastos en 2.182 millones (12,5 por ciento), en relación al remitido a la Legislatura en octubre de 2013.

Más de la mitad de los mayores gastos previstos (el 51 por ciento) tienen como objetivo solventar la masa salarial provincial, un 30 por ciento de este crecimiento se orienta a potenciar los gastos de capital (obras y equipamiento), mientras que un 11 por ciento se refleja en mayores transferencias corrientes, cuyo destino básico son los municipios. El restante 8 por ciento del crecimiento se reparte en partes similares entre mayores gastos de funcionamiento e intereses de la deuda provincial.

La necesidad de financiamiento y el endeudamiento proyectados son levemente menores que en el cálculo original. Este último tiene como único fin la refinanciación de vencimientos que se producen en el año.

Se prevé que en 2014 los recursos habituales recibidos por el Estado provincial superarán a los gastos habituales, compuestos por el gasto en personal, funcionamiento y las transferencias, fuertemente orientadas a los municipios. Se recuperará así un nivel de ahorro corriente como hace años que no se registraba, lo que es un indicador claro del camino hacia la recuperación de la solvencia fiscal de la provincia.

Se sostiene la decisión de encarar un importante plan de obras públicas e inversiones, llevando la participación del gasto de capital en el gasto total a un 17 por ciento, un ratio que no se verificaba desde 2007. Los 3.294 millones de pesos destinados a sostener gastos de capital implican un crecimiento del 109 por ciento de la asignación presupuestaria, marcando un máximo histórico.

Se mantiene una orientación del gasto público fuertemente dirigida hacia los servicios sociales, que reciben más del 51 por ciento de las asignaciones presupuestarias, esto es, más de 10.000 millones de pesos. De éstos, más de la mitad (unos 5.200 millones de pesos) son destinados a sostener el sistema educativo, cumpliendo con creces la manda constitucional que determina en su artículo 114 que deben destinarse a este fin “el treinta por ciento como mínimo de las rentas generales de la provincia”.

De este modo, el gasto por alumno ascenderá en 2014 a 26.500 pesos por año, lo que mantiene a la provincia de Neuquén en uno de los primeros lugares del país. Se garantiza un gasto por habitante en materia de Salud de 4.551 pesos anuales al asignar a esta finalidad 2.683 millones de pesos.

En cuanto a la Seguridad pública, recibirá en 2014 una asignación presupuestaria de 1.827 millones, lo que implica un gasto en seguridad por habitante del orden de los 3.100 pesos en el año.

Menor resultado financiero negativo que en 2013

Como resultado de las proyecciones de recursos y gastos, el proyecto de presupuesto presentado ayer presenta resultado financiero negativo de 803 millones de pesos, algo menor al incluido en el presupuesto 2013. Esto implica que será necesario financiar un 4,1 por ciento del gasto provincial previsto para el año 2014, reduciéndose este indicador respecto del año 2013 en que resultaba del 6,6 por ciento. Este financiamiento se cubre totalmente con la aplicación de remanentes disponibles. La totalidad del endeudamiento previsto está destinado a refinanciar vencimientos de la deuda provincial contraída previamente.

Este presupuesto refleja también la necesidad de continuar con un esfuerzo importante en materia de financiamiento público, toda vez que los resultados financieros negativos de los últimos años impactan en el presupuesto en la forma de compromisos asociados a la amortización de deudas.

Se estima que los gastos corrientes crecerán en un 44 por ciento respecto de las previsiones del Presupuesto para 2013, mientras que los recursos corrientes lo harán a una tasa mayor del orden del 52 por ciento, lo que implica una recuperación de la capacidad provincial para generar ahorros corrientes.

Este nivel de ahorro corriente previsto es producto de una buena performance esperada de los recursos corrientes, liderada por la recaudación de impuestos provinciales y acompañada por las transferencias automáticas de origen nacional (coparticipación federal y regímenes conexos) y las regalías, que después de varios años de presentar crecimientos muy modestos se espera que recuperen una dinámica positiva, similar a la del resto de los principales recursos provinciales.

Recursos provinciales

En cuanto a las regalías petrolíferas, se proyecta una evolución favorable gracias a que se detiene el declino en los volúmenes de producción y comienza a crecer moderadamente, junto con un panorama alentador para los valores en boca de pozo –combinación de buenos precios de venta y un nivel más elevado del tipo de cambio-.

Los precios previstos disparan el cobro de la Renta Extraordinaria –que es un adicional de un punto sobre el canon extraordinario de producción- según las previsiones de los acuerdos de prórroga de los plazos de concesión suscriptos al amparo de la Ley 2615. El panorama respecto de las regalías gasíferas también prevé que se modere el declino en los volúmenes de producción, lo que compone un crecimiento interesante de los ingresos por regalías –incluidos el Canon Extraordinario- que dejarán de determinar bajas del conjunto de los recursos, como ha ocurrido en los últimos años. La mejora prevista se basa en los ingresos vinculados al petróleo.

En este contexto, se destaca el impacto de las reformas tributarias provinciales y el fortalecimiento de la administración de los impuestos provinciales, que está llevando la recaudación propia a valores impensables hace unos años. Estas reformas posibilitaron una distribución equilibrada de las cargas de un período presupuestariamente complejo y se apostará a su consolidación, sin que se prevean aumentos de los tributos provinciales.

Se mantendrá durante el próximo ejercicio una conducta de austeridad en materia de gastos corrientes que posibilite consolidar la solvencia del sector público provincial. No obstante, esto no implicará un ajuste fiscal que impacte en la actividad económica local, que es una de las prioridades del gobierno encabezado por Jorge Sapag.

En ese sentido, un gasto corriente que crece un 44 por ciento respecto del Presupuesto 2013 constituye un escenario realista en las actuales circunstancias, que da cuenta de la realidad macroeconómica vigente. Permitirá sostener una masa salarial pública que se proyecta en los 10.610 millones y garantizará la prestación de los servicios públicos esenciales en altos estándares de calidad.

Actividad económica

El presupuesto refleja que es prioritario para el gobierno de la provincia sostener un alto nivel de actividad económica como el que se verifica actualmente. Neuquén lidera la creación de puestos de trabajo en blanco en el sector privado, con la creación de más de 6.100 nuevos puestos entre el tercer trimestre de 2013 e igual período de 2012, según datos oficiales provenientes del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA). Esto recoge el impacto de los nuevos horizontes en materia de hidrocarburos y de una política provincial que preserva el nivel de actividad local.

En este contexto debe ubicarse el importante plan de obra pública incorporado al presupuesto 2014, que aplica los recursos derivados de los compromisos nacionales en materia de financiamiento de obras vinculadas al impulso de la producción de hidrocarburos en los departamentos de Pehuenches y Añelo -expresados en el correspondiente Convenio Marco de Cooperación entre la Provincia y la secretaría de Obras Públicas de la Nación-; y la intensa gestión que se viene desarrollando a través del plan Más Cerca, en el ámbito del ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, con más de 300 proyectos presentados y más de 100 de ellos con obras ya iniciadas. También se prevé aplicar los fondos derivados de la colocación de los Bonos Ticafo.

Estas iniciativas en materia de inversión pública están ampliamente distribuidas en el territorio provincial, garantizando la continuidad en la generación de infraestructura social y un fuerte impulso a la actividad económica fuera del Estado. Este escenario permite predecir un año 2014 de fuerte impulso de la actividad económica general en la provincia.

Un desafío de primer orden para este año consiste en la necesidad de mantener políticas activas en materia de financiamiento público. Si bien el panorama es alentador, derivado de los cambios en la política energética general y de la consolidación de la provincia de Neuquén como poseedora de una de las reservas más grandes del mundo de hidrocarburos no convencionales, en este proyecto se prevé la emisión de instrumentos de deuda por 1.897 millones de pesos para refinanciar la deuda con vencimiento en el presente año.