Bajo el lema "Valorá tu vida, cuidá tu corazón" se promueve la toma de conciencia sobre el impacto de las enfermedades cardiovasculares en la comunidad y la importancia de la prevención como medida indispensable para llevar una vida saludable.

Desde el año 2000, todos los 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón. Es una iniciativa impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Mundial del Corazón (WHF, según su sigla en inglés), con el objetivo de informar y sensibilizar a la población sobre la importancia de la prevención de los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares.

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo, más que el cáncer, las enfermedades respiratorias y la diabetes. Alrededor de 17 millones de personas mueren al año por esta razón, lo que representa un tercio de la población mundial concentrada sobre todo en los países de menores ingresos.

En la Argentina, la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo de 2013 demostró que la hipertensión arterial se ha mostrado estable (34,4 por ciento en 2005; 35,5 por ciento en 2009; y 34,1 por ciento en 2013); el sobrepeso y la obesidad han evidenciado un significativo aumento (49 por ciento en 2005; 53,4 por ciento en 2009; y 57,9 por ciento en 2013); y la diabetes también se ha incrementado (8,4 por ciento en 2005; 9,6 por ciento en 2009; y 9,8 por ciento en 2013).

La ministra de Salud, Andrea Peve, explicó que “ante esta realidad, el Plan Provincial de Salud 2019–2023 –enmarcado en el Plan Quinquenal 2019-2023–, establece que las Enfermedades Crónicas No Trasmisibles (ECNT) requieren un abordaje integral, interdisciplinario e intersectorial, respetando el derecho a la salud”.

Dijo que dentro de las acciones que lleva adelante la dirección de Promoción de la Salud “se desarrolla la estrategia integral de promoción del cuidado de la salud y de la adopción de hábitos saludables, haciendo énfasis en la alimentación y la actividad física”.

“Asimismo, se realizan constantemente actividades de promoción y prevención de hábitos saludables, controles y seguimientos, y accesibilidad a tratamientos en todo el territorio y se promueven los entornos saludables, y el Punto Saludable se multiplica en el territorio”, agregó.

Valorar la vida y cuidar el corazón

Desde la cartera sanitaria se compartieron algunos consejos para comenzar a incorporar hábitos que protegen la salud: reducir el consumo de sal, cocinar sin agregar sal y reemplazarla por perejil, albahaca, tomillo, romero y otros condimentos; evitar los alimentos con alto contenido en sodio como los fiambres, embutidos, aderezos, productos de copetín, quesos, productos envasados, entre otros; tomar dos litros de agua por día; consumir alimentos frescos y naturales; mantener un peso saludable; reducir la ingesta de alcohol y bebidas que contengan cafeínas; realizar actividad física a diario, usar las escaleras, caminar o utilizar bicicleta en vez de conducir; también, si se puede, bajarse antes del colectivo y caminar para llegar al lugar destino; y abandonar el hábito de fumar.