Los jefes comunales de Villa La Angostura y San Martín de los Andes aseguraron que posibilitará el crecimiento y el desarrollo de las localidades beneficiadas. La presidenta Cristina Fernández firmó el acta el viernes en la quinta de Olivos.

Los intendentes de Villa la Angostura y San Martín de los Andes expresaron su satisfacción por la firma del contrato de adjudicación de la obra del gasoducto cordillerano, que demandará con una inversión de más de 164 millones de pesos y beneficiará a vecinos de la zona de los Lagos, donde ya existen más de tres mil carpetas solicitando la conexión a la red de gas.

La obra se encuadra dentro de un proyecto general cuyo fin es el de ampliar el Sistema Patagónico Cordillerano, con una inversión total de 210,1 millones de pesos. La firma se llevó a cabo el viernes 7 de marzo pasado en la Quinta de Olivos, en un acto presidido por la presidenta de la Nación, Cristina Fernández, y del que participó el gobernador Jorge Sapag.

El intendente de Villa La Angostura, Roberto Cacault, aseguró que este avance representa “una alegría inmensa. Esto nos va a garantizar el servicio; nosotros estamos con grandes problemas de crecimiento y Camuzzi no nos estaba dando nuevas conexiones a emprendimientos, a galerías, loteos, solamente le daba a viviendas unifamiliares. Sumado al sistema de interconexión eléctrico nacional y la ampliación del gasoducto, nos da un futuro de crecimiento y de posibilidades serias de desarrollo”, indicó.

Agregó que “hay muchos proyectos que estaban frenados, entre los que se encontraban proyectos de hotelería y esto apunta al desarrollo general del pueblo y al sector Turismo. Estamos encarando 400 loteos sociales que van a necesitar gas y hemos entregado 64 viviendas que todavía no tienen la conexión, entonces creo que nos viene muy bien”.

El intendente de San Martín de los Andes, Juan Carlos Fernández, por su parte, puntualizó que tras la aprobación de los contratos de obra con las empresas se estima que a fines de marzo comience la ejecución, que tiene 320 días de plazo.

“Tenemos la mayor expectativa para que antes del invierno ya esté parte de esta obra tan básica, tan fundamental para esta zona cordillerana. Para nosotros es fundamental, ya que el año pasado hubo cortes de suministro y escuelas que no pudieron dar clases; hubo situaciones críticas. Esto habilita nuevas construcciones y nos da un horizonte de diez o quince años de gas”, estimó.

 

Sobre la obra

La obra de potenciación y ampliación del gasoducto cordillerano es un proyecto que se desarrollará en dos etapas. La ampliación beneficiará en la provincia de Neuquén a Villa La Angostura, San Martín y Junín de los Andes, que sufrían desconexiones durante la temporada invernal. Estas ciudades recibirán 80 mil metros cúbicos adicionales que se vuelcan nuevamente a la red a través de un sistema de potenciación compuesto por varios ‘loops’ o tramos de gasoductos paralelos en una extensión de 49 kilómetros.

Según informó el ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, el plan contempla en primer término la interconexión entre los gasoductos cordillerano Patagónico y el San Martín, proveniente de la zona austral. Beneficiará a 266 mil habitantes de las provincias de Chubut, Río Negro y Neuquén.

El proceso de licitación del gasoducto Cordillerano demandará 60 días y tendrá otros seis meses de plazo para su finalización. El ducto tendrá una longitud de 49 kilómetros, compuesto por 35 kilómetros de cañería de 12 pulgadas de diámetro, 10 kilómetros de 10 pulgadas y otros 4 kilómetros de 6 pulgadas.

Una vez terminada, la obra de potenciación incrementará la capacidad de transporte en 80 mil metros cúbicos al día y permitirá que el sistema distribuya 2.322.304 metros cúbicos por día durante el próximo invierno.

El nuevo tramo atravesará tres provincias patagónicas, abastecerá a 25 localidades y se interconectará en Esquel con el gasoducto Patagónico o General San Martín, red de gas que comienza en Cerro Dragón, provincia de Santa Cruz. Dicha conexión demandará una inversión de 180 millones de pesos, incluirá la instalación de una planta compresora de 1.500 hp y 30 kilómetros de cañería de 12 pulgadas.