Agregó que Argentina “no necesita y no necesitará en los próximos años, importar gas ni petróleo”. Lo hizo durante un almuerzo por el Día Nacional del Petróleo y el Gas.

El gobernador Jorge Sapag participó, este jueves al mediodía, de un almuerzo en una bodega ubicada en San Patricio del Chañar con motivo de la conmemoración al Día Nacional del Petróleo y el Gas. Allí auguró que “para el 2017 Neuquén estará en condiciones de duplicar la producción de petróleo y de aumentar en -por los menos- un 30 o 40 por ciento la producción de gas”.

Sapag remarcó la importancia de la actividad hidrocarburífera y recordó que “toda la energía que mueve el hogar, el transporte, el comercio, el turismo” en la Argentina “deriva de los hidrocarburos”, y que entonces “ello nos obliga a ir sustituyendo –en el tiempo- esas energías no renovables por otras renovables”.

“Mientras tanto –dijo- nuestro presente es que Neuquén es una provincia energética, produce el 50 por ciento del gas que consume el país, el 22 por ciento del petróleo nacional y entre el 12 y el 15 por ciento de la energía hidroeléctrica”.

Todo el discurso del gobernador estuvo apuntado por una “mirada hacia adelante, proyectada en el 2016 0 2017” y “tratando de imaginar lo que vendrá”. Sumó que “este gobierno de la provincia tiene un rumbo y cuenta con una política de Estado porque siempre supimos a dónde queríamos ir” y así “en estos cinco años y con toda humildad, los neuquinos nos permitimos soñar con este horizonte de 2017 y pensar que la Cuenca Neuquina también contaba -como los Estados Unidos de América y Canadá- con yacimientos no convencionales”.

A renglón seguido recordó que en la actualidad “hay más de 200 pozos que aplican tecnologías no convencionales” y que si bien “recién estamos tocando Vaca Muerta, estas nuevas formas de explotación no convencional nos permitieron conocer mejor la cuenca, la madurez de la roca, su composición orgánica para decirle hoy a la República, que la provincia del Neuquén tiene varias materias rendidas que le permiten ofrecer al país las respuestas a sus necesidades”.

En consecuencia subrayó una vez más que la Argentina “no necesita en la actualidad y no necesitará a partir de los próximos años, importar gas ni petróleo de otros países”. Ratificó inmediatamente que “ahora y siempre el Estado provincial se preocupará por hacer compatible la actividad extractiva con el cuidado del medio ambiente y por eso este gobierno prohibió el uso del agua del subsuelo para las actividades hidrocarburíferas”.

Hacia el final de su discurso, Jorge Sapag indicó que “desde esta realidad del año 2012 quiero compartir con ustedes esta mirada hacia el 2017 y decirles que me siento orgulloso de poder ser gobernador hasta el 2015, esta provincia que tiene en su porvenir los mejores días, tiene los mejores días por delante. Su esencia es energética, su gente está plagada de energía, se trata de una esencia de reclamos, de peticiones y de ir para adelante”.

Por ello “sean bienvenidos los neuquinos con energía positiva” dijo Sapag, y recalcó que “no son bienvenidos los violentos, los cobardes que tiran la piedra y esconden la mano; no son bienvenidos los que sabotean la electricidad en la provincia, ni los que quieren cerrar la escuela, el hospital o las rutas. Son bienvenidos los que quieren la escuela, el hospital, las rutas y las fuentes de trabajo abiertas”, con “discusión, reclamos y peticiones pero en forma respetuosa y democrática”.

Agregó por último que “entre todos, empresarios, Estado y pueblo construiremos en estos próximos cinco años un Neuquén de dignidad, desarrollo inclusivo y de progreso, en el que se vislumbre un Neuquén siendo faro de la República, porque seremos capaces de llevar luz y confort a los hogares, energía para la industria, fuerza motriz para la producción de alimentos en el campo y así, los neuquinos seremos capaces de desarrollar y apuntalar la soberanía y la independencia que el país necesita para consagrarse como una Nación indestructible”, cerró el mandatario provincial.

El evento por el 105º aniversario del descubrimiento del petróleo y también por el Día del Trabajador Petrolero, fue organizado por el Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG) y participaron del almuerzo junto al gobernador de la provincia, el presidente de la seccional Comahue, Ricardo Ferrante y el gerente regional, Carlos Postai.

También estuvieron presentes el ministro de Energía, Ambiente y Servicios Públicos, Guillermo Coco; el representante de Neuquén ante el directorio de YPF, Gustavo Nagel, y otros funcionarios provinciales.