El mismo vincula a 24 laboratorios de la provincia. El programa es desarrollado a nivel local por la dirección general de Tecnologías de Información y Comunicación en Salud.

El ministerio de Salud informó que se puso en funcionamiento el Sistema Informático de Laboratorio (SIL), desarrollado a nivel local por la dirección general de Tecnologías de Información y Comunicación en Salud (TICS) de la cartera sanitaria. El mismo interconecta los 24 laboratorios de distintas complejidades que hay en la provincia del Neuquén.

El director general de Tecnologías de Información y Comunicación en Salud (TICS), Marcelo Pizarro, explicó que “está desarrollado con una tecnología web”, y que por ese motivo, además de interconectar los laboratorios, desde cualquier establecimiento conectado, los profesionales pueden acceder a los resultados de sus pacientes.

La red de laboratorios de la provincia, está organizada con 12 laboratorios que efectúan análisis clínicos de rutina básica; a lo que se suman otros establecimientos (Chos Malal, San Martín y Junín de los Andes, Villa La Angostura, Cutral Co-Plaza Huincul, Centenario, Plottier y el hospital Bouquet Roldán de Neuquén) desde donde se realizan exámenes más complejos; mientras que hay una serie de estudios, que por su alta complejidad, sólo se pueden realizar en el laboratorio del hospital Castro Rendón, el laboratorio central, el del hospital Heller y el de Zapala.

A través del nuevo sistema, cualquier análisis que se haga un paciente, en cualquier laboratorio público de la provincia, queda registrado. Esto proporciona “un historial de todos los laboratorios”, es decir que cuando el profesional “busca con número de documento del paciente y encuentra todos los análisis que están registrados en el sistema, entonces pueden compararse con los resultados anteriores”, comentó Pizarro. A este hecho, se suma la posibilidad de reducir los tiempos de espera de los resultados de los estudios; como así también los costos, por la existencia y utilidad de los registros.

Concretar esto es “inédito, porque no hay otras provincias que lo hayan hecho”, dijo Pizarro y mencionó que en general, la producción y el desarrollo de las TICS es posible por la coordinación e integración de varios factores: el sistema público de Salud y su organización de establecimientos, la conectividad (de 116 establecimientos, solo resta conectar 23 centros de salud), el equipamiento y el recurso humano.

Sobre el desarrollo del sistema

En el caso del SIL (Sistema Informático de Laboratorio), el equipo de desarrollo fue liderado por la ingeniera en sistemas Carolina Pintos, quién previamente realizó tareas de investigación sobre los sistemas existentes y las necesidades particulares de los establecimientos neuquinos.

En el desarrollo del software participó personal de salud de distintas áreas. Luego se trabajó en la implementación en cada hospital donde el SIL fue instalado. Pintos explicó que “en el 2010 empezamos con el proyecto e hicimos la primera implementación en enero del 2011, en el hospital Bouquet Roldán, donde contamos con el aporte del bioquímico Daniel Giuliani”.

El SIL también tiene otros beneficios, entre ellos permite la estandarización en cuanto a unidades, equipamientos y nuevas adquisiciones; además la utilización de un mismo sistema en toda la provincia posibilita que el recurso humano pueda rotar de un lugar a otro o intercambiar experiencia y conocimiento. Por otro lado, es viable proyectar vinculaciones con los establecimientos del sector privado para fortalecer redes integradas de salud que contengan a la población neuquina.