Recorren obras en Portezuelo Grande

noviembre 18, 2009

El gobernador Jorge Sapag y la embajadora de Estados Unidos en la Argentina, Vilma Martínez, encabezaron una visita oficial a obras que realiza la empresa concesionaria Duke Energy. La compañía ya invirtió diez millones de dólares en los trabajos.

El gobernador Jorge Sapag y la embajadora de Estados Unidos en la Argentina, Vilma Martínez, encabezaron este miércoles una recorrida por las obras de seguridad y readecuación que realiza la concesionaria Duke Energy en el emplazamiento Portezuelo Grande, del complejo hidroeléctrico Cerros Colorados, sobre el río Neuquén.

Los trabajos de mantenimiento se iniciaron en el cuenco amortiguador de Portezuelo Grande. Para poder realizar los trabajos en seco y al tratarse de un vertedero que se usa constantemente, se construyó un canal de desvío del río Neuquén y un puente para el paso de vehículos por la ruta provincial N° 17. Además, se ejecuta una ataguía aguas abajo que permitirá cerrar las compuertas cuando se derive el agua hacia el canal y se desagote el cuenco. La inversión hecha por la empresa hasta la fecha en las obras supera los diez millones de dólares y está previsto que se finalicen en abril de 2010.

La visita comenzó con una reunión de las autoridades y los empresarios en las instalaciones de la firma. Luego se desarrolló el acto central, que se inició con las palabras de bienvenida a cargo del presidente de Duke Energy Argentina, Guillermo Fiad y posteriormente el director de Operaciones y MASS (Medio Ambiente, Salud y Seguridad) de la compañía, Gustavo Vannucci explicó los detalles de la obra apoyado en la proyección de un video. La ceremonia continuó con los discursos de la embajadora Vilma Martínez y el gobernador Jorge Sapag, para finalizar con una recorrida por las obras.

El gobernador señaló que “ha sido muy placentero poder llegar hasta aquí para compartir con ustedes una obra importante. Y más placentero aún cuando (la inversión) no es del presupuesto provincial, sino que es del presupuesto de la empresa, que son inversiones privadas, que hacen a la interacción entre lo público y lo privado”.

Destacó la importancia de la “operación de mantenimiento de una represa donde supimos como provincia ser socios en alguna oportunidad y que nos sentimos en casa porque es una represa construida en un río enteramente provincial, como es el río Neuquén”. “Gracias a Dios existió esta represa en momentos difíciles, tanto en 2006 como en 2008. Si no hubiera estado, hubiéramos tenido que lamentar consecuencias nefastas aguas abajo”, aseguró.

En referencia a la crecida de esos años, reconoció la pericia técnica de la empresa y de operarios e indicó que fue esa responsabilidad empresaria que permitió aventar la crisis y solucionar problemas. “Sin esa pericia de todos los operarios de la empresa Duke, hubiera sido muy difícil llevar adelante la emergencia”, precisó.

“Están las autoridades de control, están las normas, están las disposiciones, pero si no está el recurso humano capacitado y preparado para responder adecuadamente sin temores y sin temblores en los momentos en los que muchos se dejan llevar por el pánico, hubieran sido realmente impensables las consecuencias aguas abajo, tanto en el valle como en Loma de la Lata y en la misma represa. Así que vaya mi felicitación y mi reconocimiento”, añadió el mandatario provincial.

Además, hizo un “reconocimiento” a la empresa Duke Energy por “esta inversión tan importante de 40 millones de pesos que está haciendo en el plazo de menos de un año”.

La embajadora Vilma Martínez tuvo palabras de agradecimiento hacia la empresa y las autoridades provinciales por haberla invitado a la ceremonia y consideró “un honor el estar presente a fin de reconocer un excelente ejemplo de una empresa estadounidense que trabaja e invierte de un modo que beneficia a los ciudadanos argentinos”.

Agregó que “la empresa Duke Energy hace por Argentina mucho más que producir energía, ya que su responsabilidad social empresaria es un elemento prioritario en todos sus negocios y lo es también para los Estados Unidos, porque beneficia a este maravilloso país”. También felicitó a la firma por este emprendimiento y otros que lleva adelante en el país.

Por su parte, el presidente de Duke Energy Argentina explicó que “en Portezuelo Grande se comienza a generar la energía que producimos en Cerros Colorados. Cada molécula de agua que pasa por las puertas de nuestra represa transita unos 70 kilómetros antes de transformarse en energía. También se usa para riego y consumo humano”.

Indicó que “los embalses naturales sirven también como contención para las crecidas que el río Neuquén puede tener en determinadas épocas” y recordó la histórica de julio de 2006, cuando el caudal se incrementó de los 350 metros cúbicos por segundo habituales a diez mil. Dijo que en esa oportunidad se pudo contener con un “mínimo impacto aguas abajo” por la “pericia de nuestros empleados y la colaboración del personal responsable de los organismos de control”.

Por último, Fiad destacó que desde la empresa “estamos invirtiendo más de 40 millones de pesos para reconstruir la central que operamos y es por la necesidad de cumplir con nuestros estándares de calidad de operación. Estamos trabajando con calidad y eficiencia”.

Participaron también de la visita, la presidenta de Duke Energy Internacional, Andrea Bertone; la oficial del consulado de los Estados Unidos en la Argentina, Heather Smith; el gerente de Sostenibilidad y MASS de la compañía, Michael Bernard; autoridades de las empresas Contreras, Geoconsult y Milicic, la señora Carolina Lanusse y el subsecretario de Información Pública, Antonio Artaza, entre otros.