Del 1° al 7 de diciembre se llevará a cabo la Semana de la prevención del cáncer bucal una oportunidad para visibilizar este problema de salud que se puede prevenir, detectar y tratar. 

Los servicios de Odontología de la provincia adhieren desde hace varios años a la Semana de la prevención del cáncer bucal, ya que se trata de una manera de alentar la consulta odontológica frecuente e informar sobre signos de alarma o factores de riesgo que se pueden modificar. Además, la provincia cuenta con especialistas en estomatología en todas las zonas sanitarias para abordar de manera adecuada esta problemática.

El 5 de diciembre, además, es el Día Latinoamericano contra el cáncer bucal, por lo que alrededor de esta fecha y más precisamente del 1° al 7 de diciembre, los servicios programan actividades para visibilizar la problemática que ocasiona alrededor de tres mil casos nuevos al año, a nivel nacional.

El cáncer bucal es una enfermedad altamente invasiva que puede afectar a todas las personas. Por lo general, cuando aparece no produce dolor y puede salir en cualquier lugar de la boca, aunque los más frecuentes son la lengua y la encía.

Tal como detalló la referente del Departamento de Salud Bucal, Graciela Perotti, “las visitas periódicas al odontólogo son fundamentales” para reconocer alteraciones y poder hacer un diagnóstico precoz y oportuno, que puede ayudar a prevenir el cáncer o a iniciar un tratamiento rápidamente.

En cada visita a la odontóloga u odontólogo, los profesionales observan los tejidos blandos de la boca, como la lengua, los carrillos, los labios, las encías, las glándulas salivales y el paladar, al mismo tiempo que controlan los tejidos duros.

Ante la observación de ciertos signos, derivan a la persona a especialistas en estomatología, una especialidad que se encarga del diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades del aparato estomatognático, que incluye los dientes, la encía, la lengua, el paladar, la mucosa oral, las glándulas salivales y otras estructuras anatómicas implicadas, como los labios, las amígdalas, la orofaringe y la articulación temporomandibular.

En relación a esto, Perotti destacó: “En la provincia del Neuquén hay una Red Provincial de Estomatología que cuenta con referentes en la espacialidad en todas las zonas sanitarias”.

Tener en cuenta:

  • La combinación del consumo de alcohol y tabaco aumenta 15 veces el riesgo de desarrollar cáncer bucal.
  • El cáncer cuando aparece no duele, generalmente no presenta sintomatología antes del diagnóstico por eso la importancia de los controles periódicos.
  • Una higiene bucal deficiente incrementa las posibilidades de contraer cáncer bucal.
  • Tener cuidado con el consumo de bebidas muy calientes.
  • Utilizar protector solar y evitar la exposición excesiva al sol.

Importante: consultar al Servicio de Odontología ante la aparición de manchas, llagas o bultos en las encías, la lengua y dentro de la boca, que persistan por más de 15 días, o ante molestias por piezas dentarias filosas, prótesis mal adaptadas, ganchos y/o piercings.