Realizan estudio sobre la actividad acuícola

agosto 6, 2012

El trabajo fue solicitado por el Centro PyME-Adeneu y será elaborado por el Centro Regional Universitario Bariloche. El objetivo es realizar una caracterización técnica-ambiental de sitios de uso y sitios potenciales para la producción acuícola en el embalse Alicurá.

Semanas atrás comenzaron los trabajos previstos en el estudio “Caracterización técnica-ambiental de sitios de uso y potenciales para la producción acuícola en el embalse Alicurá”. Es un trabajo inédito en la Argentina solicitado por el Centro PyME-Adeneu, dependiente del ministerio de Desarrollo Territorial, en el marco de su Programa Acuícola. El trabajo está a cargo de un equipo de técnicos del departamento de Explotación de Recursos Acuáticos del Centro Regional Universitario Bariloche (CRUB) de la Universidad Nacional del Comahue.

Para ciertos relevamientos específicos (análisis de corrientes, vientos, olas y cálculos de sistemas de fondeos), se previó su realización por parte de la empresa chilena Navtec Ingeniería Naval, especializada en el área acuícola.

El cronograma de las tareas se extiende doce meses, durante los cuales se realizará la revisión de antecedentes, obtención de resultados, análisis de la información relevada, caracterización de sitios y recomendaciones.

El estudio cuenta con financiamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI), con una inversión total de 347 mil pesos, y toda la información generada se utilizará para caracterizar los sitios y las estructuras en funcionamiento en la producción acuícola, realizando recomendaciones de manejo que podría incluir el reemplazo de materiales y reubicación de sistemas, entre otras. Además se plantearán nuevos emplazamientos en los sitios en los que aun no se desarrolló la actividad.

Se destaca que los datos obtenidos serán importantes para un mejor aprovechamiento del recurso natural como sector de producción, la mejora y el cuidado del ambiente, la seguridad de las personas y de los sistemas de cultivo, y lograr un avance en el perfil profesional y técnico de los sistemas de cultivo.

 

La actividad acuícola en Neuquén

La FAO (Organización para la Agricultura y la Alimentación de Naciones Unidas) planteó en sus reportes periódicos la necesidad de un aumento sostenible en la producción acuícola. Sus informes indican además que Latinoamérica es la región con mayores tasas de crecimiento a nivel mundial. Por diferentes razones, Argentina no está alineada a esta tendencia regional, aunque es cada vez más frecuente encontrar interesados en sumarse a esta actividad.

El embalse Alicurá, ubicado en la provincia del Neuquén, es el sector de mayor producción acuícola a nivel nacional, con condiciones óptimas para el engorde de trucha arco iris.

Actualmente existen siete productores activos que promedian en general un volumen de cosecha aproximado de mil toneladas brutas por año. Esta cifra es inferior a la de años recientes, pero en ningún caso se superaron las dos mil toneladas de producción bruta.

Se considera que las debilidades que existen en la actividad acuícola a nivel regional impiden un crecimiento sostenido. Sin embargo, hoy se presenta un escenario favorable para el ordenamiento de la producción ya que las provincias de Neuquén y Río Negro (ambas con jurisdicción en el Embalse Alicurá) tomaron a la temática como un área de interés para el desarrollo.

Alicurá es últimamente foco de nuevos proyectos productivos y de aumentos de volumen en algunos productores ya instalados, producto de una demanda creciente.

Frente a este panorama, se determinó la importancia de establecer un punto de ordenamiento, modificando aspectos irregulares que aún existen en la industria acuícola regional.

En este sentido, se focalizaron dos grandes aspectos a mejorar: por un lado, el tipo de instalaciones productivas, que no se ajustan a ningún estándar internacional para el cultivo en balsas jaulas. Esta situación representa un riesgo elevado para la seguridad de las personas. Los escapes de peces también responden a falencias estructurales, impactando negativamente en las poblaciones silvestres y aportando una carga orgánica al ambiente no prevista. El segundo aspecto a mejorar es la liberación de nutrientes al medio, que está dada por la calidad de los peces (genética), la calidad de los alimentos balanceados y el manejo asociado al proceso de engorde.

 

Resultados esperados

La información resultante de un estudio de cargas ambientales podrá utilizarse para corregir los actuales sistemas de fondeo y/o relocalizar módulos de cría; determinar zonas no aptas para la instalación de estructuras flotantes; establecer zonas aptas y clasificadas según el grado de exposición a los vientos y corrientes; complementar estudios de capacidad de carga que no incluyen la hidrodinámica del ambiente, y definir los sistemas de fondeo (líneas y anclajes) y el tipo de estructura flotante según la zona y su grado de exposición.

Los datos obtenidos del estudio de aguas permitirán identificar el impacto de los centros de producción en sedimentos de áreas cercanas a ellos y el perfil físico-químico del agua en toda la columna, en sectores con y sin producción.

La información obtenida a partir del estudio de la calidad de los sedimentos permitirá conocer aspectos de su funcionamiento en el ambiente, entre ellos la caracterización textural, la concentración de nutrientes (fósforo, nitrógeno y carbono) en los sitios que poseen actualmente establecimientos productivos y la capacidad de fijación máxima de fósforo que estos pueden soportar. En este último caso, con la capacidad máxima de fijación se puede establecer, conjuntamente con otros parámetros físicos y químicos, cuales sitios son más aptos para desarrollar la actividad acuícola.

Los resultados obtenidos del estudio de la calidad del agua en todos los sitios propuestos, permitirán tener información de base actualizada que pueda ser comparada con la información existente de años anteriores.

 

Programa

El Acuícola es uno de los programas de desarrollo sectorial del Centro PyME-Adeneu que implementan acciones sobre los sectores productivos priorizados por la provincia en el marco de la Ley 2669 del Plan Productivo Provincial.

Se trabaja con los productores de truchas en el embalse Alicurá, asistiendo en la implementación de buenas prácticas y el desarrollo comercial.

También existen dos importantes proyectos que cuentan con el financiamiento: la instalación de una planta de procesamiento de pescado y un laboratorio para el sector que permita un desarrollo sostenible, ambos en Piedra del Águila.