Las obras realizadas por el ministerio de Energía, Ambiente y Servicios Públicos tienen una inversión de 6,4 millones de pesos y llevarán el servicio a 12 mil habitantes de la localidad.

El ministerio de Energía, Ambiente y Servicios Público, a través del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), realizará las obras de readecuación de la toma y el sistema de agua potable de Aluminé. Los trabajos permitirán llevar el servicio a 12 mil habitantes, con una inversión de 6.409.178 pesos.

La obra de readecuación del sistema de agua potable se proyectó en función de las necesidades actuales de la localidad, considerando el crecimiento poblacional a mediano y largo plazo, de acuerdo con la documentación y estadísticas remitidas por el municipio.

La ejecución de la obra contempla dos grandes sectores. Por un lado, mejoras en el funcionamiento del sistema de captación, distribución, reservas y conexiones domiciliarias, con un estado de avance de los trabajos a julio de este año del 69 por ciento.

Dichos trabajos se retomarán en el transcurso de este mes porque, debido a razones climáticas, se encontraban paralizados. Esta etapa específica del emprendimiento tiene una inversión de 4.5 millones de pesos, lo lleva adelante la empresa Zahidas, con un plazo de ejecución de 270 días y para beneficio de aproximadamente 6 mil habitantes.

Por otro lado, el proyecto de readecuación de la toma de agua potable propiamente dicho comprende la ejecución de una nueva obra de captación, que consiste en el cambio del caño filtro existente en el lecho del río, como la cañería de aducción y la ampliación del filtro con el cual se duplicará la longitud de cañería filtrante.

En virtud del crecimiento demográfico y turístico de la ciudad, se planteó la necesidad de aumentar la producción de agua cruda desde el río Aluminé mediante la ampliación de la captación existente. La obra busca solucionar este problema con un horizonte de 20 años.

Los trabajos a cargo de la empresa Basap S.A. tenían en mayo un 60,66 por ciento de avance y estaban paralizados por razones climáticas, pero se estima retomarlos en el mes de diciembre. Esta etapa de la obra beneficiará a otros 6 mil habitantes, tiene una inversión de 1.9 millones de pesos y su financiación forma parte de un convenio con el Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (ENHOSA).