Seis fueron los actores seleccionados que participarán de la obra en coproducción entre el Teatro Nacional Cervantes y el ministerio de Gobierno, Educación y Justicia. Del casting participaron 60 artistas.

La subsecretaria de Cultura, Juventud y Deporte, Virginia Méndez Boaglio, presentó hoy a los artistas neuquinos seleccionados para representar la obra “Cuando te mueras del todo”, del escritor Daniel Dalmaroni. Con la selección, se realizará la puesta en escena de la obra en lo que será una coproducción entre el Teatro Nacional Cervantes y el ministerio de Gobierno, Educación y Justicia del Neuquén.

Mendez Boaglio reveló los nombres de los artistas neuquinos elegidos por un jurado especializado para interpretar la obra y ellos son: Cesar Altomaro, Liliana Vega, Ileana Brotsky, Laura Sarmiento, Luis Roberto Acuña y Mariano Rodríguez Smovir. El Asistente de Dirección seleccionado fue Pablo Todero.

De la presentación participaron los jurados de la selección por el Teatro Cervantes, Norberto Galazeno -director de la obra-, Alejandro Mateo -director de Escenografía y Vestuario-, y Rosa Celentano, productora y coordinadora del Plan Federal del Teatro Nacional Cervantes. También participó Pablo Bongiovani, presidente de la Fundación del Banco Provincia del Neuquén.

Méndez Boaglio considero que “para el ministerio es un evento muy enriquecedor poder realizar esta coproducción con el Teatro Cervantes, que pone de manifiesto la calidad actoral en materia de teatro que hay en Neuquén y que nos da la posibilidad de trascender con nuestros artistas al plano nacional y enriquecer los lazos con el interior neuquino”.

La funcionaria destacó que “tenemos la gran posibilidad de difundir esta obra en el interior de la provincia, a los lugares donde el teatro normalmente no llega, con nuestros artistas, nuestros realizadores y directores”. Y para finalizar subrayó “estamos apostando desde nuestro ministerio a producciones que muestren el talento local, y que hagan visibles temáticas relevantes como la que muestra la obra, que se trata de violencia de género”, concluyó.

El director de la obra Norberto Galazeno, subrayó el talento de los artistas neuquinos: “Se presentaron 60 personas que respondieron en general de modo muy favorable a las consignas” y en referencia al convenio de nuestra provincia con el Cervantes señaló que “el objetivo del plan federal es llegar a todos lados con el teatro y digo llegar, porque el teatro ya está acá presente de una manera muy mágica, y estos artistas con el enorme talento que poseen dan fe de eso”; y concluyó “nos vamos felices, conocimos gente hermosa y muy talentosa, y en dos semanas volvemos para comenzar con los ensayos”, finalizó Galazeno.

Cesar Altomaro, quien fue seleccionado para el rol principal de la obra de teatro, también se hizo presente y expresó “es una gran emoción ser parte de este elenco, que cuenta con una gran calidad profesional, con ensayos de seis horas diarias y con un director del Teatro Cervantes”, y agregó que “con la obra tendremos la posibilidad de recorrer nuestra provincia, que no es una tarea fácil, que sabemos que para los artistas implica mucho trabajo, pero que aunque sabemos que es un trabajo muy arduo el que nos espera también va a ser muy gratificante”.

“Que nos valoren y que podamos mostrar lo que mejor hacemos, nos pone muy felices a todos”. concluyó.

Sobre la obra “Cuando te mueras del todo”

Con un humor irónico, la comedia muestra a un marido desesperado en complot con su familia y un psicólogo para hacer desaparecer a su mujer. Esta sorprendente obra destila humor ácido y desnuda la violencia de los lazos familiares. Igualmente, muchos planteos más profundos y hasta filosóficos se desprenden de un tratamiento que raya con el absurdo, con un criterio de súper realismo que produce un efecto de duda sobre los planos de la realidad.

El cuestionamiento sobre si hay muerte o si ésta es una mera ficción, arrastra la trama de la comedia. Cuando comienza plantea una escena de crimen «sin cuerpo», pero los personajes son los que irrumpen al empezar la búsqueda.

Son diversos los juegos en los que el absurdo y el humor negro hacen un contrapunto con la crítica de la familia y de la vida cotidiana. Como en tantas historias humanas, la obra engloba los conflictos clásicos que se dan en el amor. Su final abierto rectifica el triunfo del amor, a pesar de las tormentas que desata.