El EPAS tuvo que reparar daños en cañerías de agua y cloacas, provocados en la ejecución de la obra del Metrobús.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) le solicitará a la municipalidad de Neuquén la suma de 658 mil pesos por las reparaciones que debió llevar adelante como consecuencia de numerosos inconvenientes ocasionados con la ejecución de la obra del Metrobus.

La suma corresponde a los distintos trabajos que el EPAS realizó para reparar obstrucciones y fisuras provocadas por la obra en las redes de cloacas y agua potable, en el Oeste de la ciudad de Neuquén.

La suma corresponde a los distintos trabajos que el EPAS realizó para reparar obstrucciones y fisuras provocadas por la obra en las redes de cloacas y agua potable, en el Oeste de la ciudad de Neuquén.

Desde el inicio de la obra, se registraron al menos 15 roturas de cañerías las cuales fueron reportadas y abordadas por equipos técnicos operativos. Esto significa que el Ente Provincial debió afrontar con recursos propios el gasto que corresponde a las horas de trabajo de los equipos -recurso humano y máquinas- como también la adquisición de materiales y repuestos –juntas, caños, válvulas, bombas, entre otros-.

Estos inconvenientes se producen al trabajar sobre las calles de la ciudad sin las precauciones reglamentarias ante las interferencias de servicios existentes. Desde el EPAS se ha solicitado oportunamente efectuar los cateos de la zona para la ejecución de la obra con herramientas manuales, alertando sobre los peligros de la utilización de maquinas excavadoras sobre los ductos.

La atención de los problemas ocasionados por esta obra, retrasó además aquellos trabajos de mantenimiento programados.

Cabe destacar que estos inconvenientes afectaron la prestación de dos servicios esenciales perjudicando a los vecinos, dado que la reparación de acueductos requirió la interrupción del suministro por periodos prolongados en algunos sectores. En materia de saneamiento, al afectarse redes cloacales, se han ocasionado desbordes en la vía pública y retrocesos en los domicilios los cuales fueron subsanados.

La atención de los problemas ocasionados por esta obra, retrasó además aquellos trabajos de mantenimiento programados como también el tiempo de respuesta de reclamos efectuados por vecinos de la ciudad al Centro de Atención al Usuario.

Estos inconvenientes afectaron la prestación de dos servicios esenciales perjudicando a los vecinos.