El lema de este año es “Frutas y Verduras para cultivar, nutrir y preservar la salud de todos”.

Con el objetivo de  promover el consumo saludable, la Federación Nacional de Mercados Frutihortícolas (Fenaomfra) se suma a la campaña de AIAM5 (Alliance for the promotion of fruit and vegetable consumption “5 a day”) en el Día Mundial de las Frutas y Verduras.

Según se explicó desde la Federación, “la idea no es simplemente aumentar el consumo de frutas, verduras y hortalizas, sino también incorporarlas en variedad”. Del total de hortalizas que producimos “tan solo la papa, el tomate, la cebolla y la calabaza, se llevan casi el 80% del consumo. Algo similar pasa en las frutas con la mandarina, naranja, banana y manzana”, advirtieron.

Asumiendo la responsabilidad de consolidarse como la entidad que nuclea a los mercados mayoristas de frutas y verduras, y principalmente por conocer la importancia de esta causa para preservar la salud de los argentinos, dicha organización propuso una serie de acciones tendientes a impulsar la reflexión en este día.

El Ministerio de Producción e Industria, mediante el Mercado Concentrador del Neuquén se sumó a esta iniciativa a través de sus redes sociales y con notas periodísticas. Además trabajó algunos puntos clave a tener en cuenta con una nutricionista neuquina.

“Las frutas y verduras son un componente esencial de una alimentación saludable y sustentable. Este grupo de alimentos se caracteriza por ser bajos en calorías, con un gran contenido de agua, fibra, vitaminas, minerales y otros componentes con efectos positivos sobre la salud, como los fitonutrientes, entre ellos los antioxidantes”, explicó la nurticionista MP 399, María Ines Andruet.

Amplió que “una fruta o verdura sea de estación quiere decir que fueron producidas en el campo o en las huertas, y que no han sido forzados o importados para que lleguen a nuestra mesa fuera de su temporada natural”. Por esto, “tenemos algunas propias de verano o de época de calor, con gran contenido de agua para sumar a la hidratación (sandía, melón, tomate, pera) y ricas en betacarotenos (calabaza, zanahoria) y otras que abundan en los meses fríos como las ricas en vitamina C para fortalecer nuestro sistema inmunológico (naranjas, mandarina, pomelo, pimiento)”.

“Si bien en la actualidad es posible conseguir casi cualquier fruta y verdura en cualquier época del año, hay varias razones nutricionales, medioambientales y económicas para consumirlas de estación: son frescas,  más sabrosas y nutritivas, más económicas, sustentables y nos motivan a cocinar en casa”.

Semana de la alimentación

El festejo de este día coincide con la Semana de la Alimentación organizada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y tiene como objetivo promover el consumo de frutas, verduras y hortalizas a nivel global para mejorar la calidad de vida de todas las personas.

En Argentina y el mundo, la epidemia de sobrepeso y obesidad continúa aumentando de manera exponencial. Esto está directamente relacionado con que, en las últimas décadas, se registró a nivel mundial un cambio en las tendencias de alimentación: mayor consumo de productos ultraprocesados (con altos contenidos de grasas, azúcares y sodio) y menor ingesta de alimentos con mínimo nivel de procesamiento o en estado natural (frutas, verduras, semillas, legumbres, granos integrales, entre otros).

Específicamente en nuestro país, la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) arrojó que 6 de cada 10 adultos presentan exceso de peso, una cifra que aumentó del 49% al 61,6% desde el año 2005 al año 2018. La Fundación  Federación Médica de la provincia de Buenos Aires (FEMEBA ) explicó además que los datos obtenidos por la ENFR son más alarmantes aún si se tiene en cuenta que la obesidad entre adultos creció de un 20,8% a un 25,4% en tan solo 5 años.

Pero no es solamente a la población adulta a quien afecta esta problemática de alimentación, la población infantil registra el mayor consumo de productos ultraprocesados.