El equipamiento sanitario demandó una inversión de 250 mil pesos y permitirá mejorar la infraestructura del edificio de 10 mil metros cuadrados que funciona en Arroyito.

Ante la solicitud de la comunidad terapéutica del Instituto de Rehabilitación de Arroyito, el gobierno provincial invirtió 250 mil pesos para adquirir la planta de tratamiento de efluentes cloacales. El equipamiento arribó a la provincia el 25 de octubre pasado y permitirá mejorar la calidad sanitaria en la institución.

“Por decisión del gobernador Jorge Sapag y con fondos del Instituto de Juegos de Azar de Neuquén, se adquirió la planta de tratamientos de efluentes cloacales, se compró una bomba para que haya agua de red y readecuamos las cañerías de gas”, comentó el titular de la cartera sanitaria, Rubén Butigué.

La comunidad del Centro de Rehabilitación de Arroyito había planteado la necesidad de la instalación de una planta de tratamiento de efluentes cloacales; la perforación de un pozo de agua para riego y la conexión de la red interna de gas a la localidad. Ante estas solicitudes, se realizaron distintas gestiones desde la cartera sanitaria provincial para poder concretar lo solicitado.

Desde la dirección general de Ingeniería Hospitalaria, informaron que el viernes 25 de octubre el proveedor realizó la entrega de la planta de tratamiento de efluentes cloacales y que se trabajará en su instalación.

“Para obtener agua para riego se llegó a un acuerdo con la municipalidad de Senillosa”, dijo el director general del área, Gabriel Flores, y agregó que el Centro “no contaba con una bomba para hacer la extracción de agua del canal principal y no podía proveerla a la población de Arroyito, por lo que se compró una electrobomba sumergible”.

La bomba fue entregada al municipio de Senillosa en agosto pasado y actualmente se encuentran a la espera de una baja programada del nivel de agua del canal para instalarla.

En cuanto a la conexión a la red de gas domiciliaria de la localidad, de las inspecciones realizadas surgió la necesidad de readecuar toda la red interna del Centro, que es abastecida con gas licuado mediante zeppelin. Fue readecuada en un cien por ciento a las necesidades, aunque aún falta la inspección de la Empresa Camuzzi Gas del Sur SA y luego vendrá la conexión a la red domiciliaria.

Planta de tratamiento de efluentes cloacales

El Centro de Rehabilitación ocupa una superficie de 10 mil metros cuadrados. Sobre esta superficie hay implantadas seis viviendas y galpones de servicio. En la actualidad cada vivienda dispone de una cámara séptica y un pozo absorbente.

La instalación de la planta de tratamiento, -adquirida en una fábrica de Buenos Aires-, permitirá conectar todas las viviendas a una cámara única y de allí a la planta, asegurando un tratamiento adecuado de los efluentes; el producto de esta planta es agua que, si bien no es apta para consumo humano, puede aprovecharse para riego.

La inversión total, incluyendo la instalación de la planta de efluentes, fue de aproximadamente 250 mil pesos y fue financiada por el Instituto de Juegos de Azar de Neuquén.

Instituto de Rehabilitación Arroyito

Desde hace más de diez años, la comunidad se desarrolla en el marco del Servicio de Adicciones del Hospital Castro Rendón y ofrece la atención interdisciplinaria de un equipo conformado por 20 médicos, psiquiatra, asistente social, psicólogos, operadores y talleristas.

El instituto fue creado para varones mayores de 18 años, el ingreso es voluntario “con el cumplimiento de distintos requisitos” y tiene capacidad para 24 personas internadas. El perí¬odo de internación es de entre seis a nueve meses, aunque todos los casos son particulares.

En la comunidad se ofrecen talleres de distinto tipo para fomentar el desarrollo productivo, fí¬sico y expresivo de las personas.