La casa de altos estudios estudia efectos vinculados a temas tecnológicos, geológicos y medioambientales derivados de la explotación de yacimientos no convencionales.

La vicegobernadora Ana Pechen recorrió ayer las instalaciones de la Escuela Jackson de Geociencias de la Universidad de Texas en Austin, Estados Unidos. Lo hizo junto con Jorge Piñón, responsable interino del Programa para Latinoamérica y el Caribe del Centro Internacional de Energía y Ambiente (Cieep).

La institución educativa junto con el gobierno estadounidense y las empresas, establecieron convenios para estudiar los problemas relacionados con temas tecnológicos, geológicos y medioambientales derivados de la explotación de yacimientos no convencionales.

Cabe destacar que la Escuela Jackson de Geociencias es uno de los programas más respetados en el mundo en su rubro. La escuela incluye el Departamento de la Universidad de Ciencias Geológicas, uno de los más antiguos del país, y dos unidades de investigación de renombre mundial: el Instituto de Geofísica y la Oficina de Geología Económica.

Desde el año 2005 el Cieep trabaja de manera coordinada y en asociación con la Escuela Jackson de Geociencias y la Escuela LBJ de Asuntos Públicos. De esta forma, el Cieep proporciona evaluaciones interdisciplinarias sobre cuestiones ambientales relacionadas con el mapa energético mundial y también desarrolla opciones de energía y de política ambiental para desarrollar a escalas mundial, nacional y local.

En tanto, la Escuela Jackson alberga a una de las mayores comunidades de geociencias académicas del mundo, con cerca de 4.800 alumnos, 90 investigadores y 58 miembros de la facultad, además de posgrado combinado.