Con una inversión superior a 14 millones de pesos se realizarán tareas de refacción y reacondicionamiento del sistema de riego, que actualmente tiene filtraciones en su recorrido y tampoco permite almacenar agua para utilizar en momentos críticos.

Se firmó esta mañana un acta compromiso entre la provincia del Neuquén, la comisión de fomento de Paso Aguerre y representantes de la empresa que llevará a cabo las obras de refacción y reacondicionamiento para aumentar la superficie irrigada en esa zona. Si bien las tareas comenzarán en agosto, una comitiva recorrerá hoy las zonas implicadas en el proyecto para presentar el equipo de trabajo, establecer los roles en la ejecución de la obra e intercambiar información sobre las cuestiones de gestión.

El ministro de Producción y Turismo, José Brillo destacó la “fuerte decisión del gobernador Omar Gutiérrez para promover la diversificación en cada rincón de la provincia” y explicó que “en el valle de Picún Leufú, así como en otras zonas del río Limay, existen varios proyectos importantes entre los cuales se encuentra éste, que busca refaccionar y reacondicionar el canal principal de Paso Aguerre, con una inversión superior a 14 millones de pesos, financiados por la Unidad de Cambio Rural (UCAR) del ministerio de Agroindustria”.

Brillo explicó que “esta obra fundamental para el riego en la zona de Paso Aguerre tiene por finalidad reconstruir el azud, la bocatoma, un primer canal de unos cuatro kilómetros y otro de 2,6 kilómetros que nos va a permitir regar más de mil hectáreas en total, con estas 400 hectáreas que se sumarán próximamente a la producción. Esto nos dará la posibilidad de avanzar fuertemente con el sector agropecuario en esa zona, complementando la zona de El Sauce, Paso Cortez y Picún Leufu, que cuentan con una enorme potencialidad”.

Gómez: «El fuerte acompañamiento de la provincia nos va a permitir concretar estas obras imprescindibles para el crecimiento de nuestros productores».

“Se va a desarrollar un sistema con 7 u 8 cuencos que a lo largo del canal permitirán que el agua permanezca, y a partir de ahí se pueda controlar y administrar eficientemente este recurso, algo que no sucede actualmente, porque el agua se filtra y se pierde sin llegar a destino”, comentó.

Por último, dijo que “estamos tramitando un aporte de 300.000 pesos para poner en producción 50 hectáreas, destinadas a la producción de forraje con alfalfa, que son muy necesarias para alimentar animales en períodos críticos”.

En tanto, el presidente de la comisión de fomento de Paso Aguerre, Alberto Gómez dijo que “el agua es un disparador para toda la producción. El fuerte acompañamiento de la provincia nos va a permitir concretar estas obras imprescindibles para el crecimiento de nuestros productores. Las obras van a demandar seis meses, por lo que la temporada de riego de 2017 va a ser sumamente provechosa”.

Gómez detalló que “actualmente hay unas 500 hectáreas en producción, y el valle de Paso Aguerre cuenta con una superficie de mil hectáreas con potencialidad de riego en total. Así que estaríamos en condiciones de duplicar las tierras bajo riego”.

La infraestructura proyectada tiene como principal componente un azud derivador sobre el río Picún Leufú, el cual reemplaza al malogrado azud construido hace varios años, que estuvo en funcionamiento sólo algunos meses. El objetivo principal del azud es elevar el nivel del escurrimiento para poder colectarlo y derivar hacia el sistema de conducción principal ubicado en la margen derecha.

Aguas abajo del azud, se proyectó un cuenco amortiguador, materializado en gaviones y colchonetas de piedra, para poder evitar la erosión regresiva en caso de aluviones ocasionales y aumentar la duración de la totalidad de la obra.

El ministro Brillo recalcó que las obras cuentan con una inversión superior a los 14 millones de pesos.

La obra se completa con un desarenador ubicado entre el azud y la obra de captación, el cual permitirá la limpieza hidráulica de la zona aguas arriba de la toma.

Se prevé ocupar una mano de obra de 20 personas, de las cuales 15 podrían ser locales, ocupándose de tareas como carpintería de encofrados, armaduras de hierros, hormigonado y tareas generales.

De la jornada participaron también la directora provincial de Desarrollo Rural de la subsecretaría de Producción, Susana Campos; el director de Riego de la subsecretaría de Recursos Hídricos, Martín Quesada; Claudia Repetto y Victoria Vallez por la Unidad de Infraestructura Pública UCAR-PROSAP; Omar Heick, referente territorial de la subsecretaría de Producción; representantes de la firma Norgav SA (a cargo de las obras), y agentes e inspectores de la provincia.