Nuevo caso sospechoso de Influenza A en Neuquén

junio 2, 2009

Se trata de una joven que regresó de la localidad chilena de Puerto Montt en ómnibus. Las autoridades sanitarias informaron que ya está aislada en su domicilio asistida por un equipo de Epidemiología y que una muestra será enviada para su análisis al instituto Malbrán.

La dirección de Epidemiología y Estadística de la subsecretaría de Salud informó que se está trabajando sobre un nuevo caso sospechoso de influenza A. Es una joven neuquina que regresó esta mañana de la ciudad chilena de Puerto Montt, quien ya se encuentra en su domicilio y está recibiendo tratamiento ambulatorio.

La joven comenzó a presentar síntomas compatibles con un síndrome gripal durante el viaje que realizaba desde Puerto Montt, en un ómnibus de larga distancia. Al arribar a la ciudad de Neuquén se trasladó al hospital Bouquet Roldán, donde fue asistida alrededor de las 7.

La paciente se encuentra en su domicilio, con aislamiento voluntario; junto a un equipo de epidemiología que está trabajando en el lugar para completar el procedimiento de diagnóstico, algunos datos personales y de los contactos, e indicando el tratamiento y profilaxis según corresponda.

Las muestras serán enviadas mañana al instituto Malbrán, en Buenos Aires, y la llegada de los resultados dependerá de la cantidad de muestras que esté procesando en ese momento. Igualmente, desde la dirección de Epidemiología afirmaron que los resultados no cambian la conducta con la paciente, con la que ya se está trabajando.

En forma paralela a la evaluación del caso, se trabaja con la empresa de ómnibus en la que se trasladaba la joven y con el listado de pasajeros. A su vez, a través del ministerio de Salud de la Nación se informó a Epidemiología de Bahía Blanca, para que reciban a las personas en la Estación Terminal de Ómnibus de la localidad a fin de completar los datos que puedan ser de utilidad.

Infome

La subsecretaría de Salud de la provincia informó que en Neuquén al día de la fecha sólo se registra un caso confirmado de Influenza A, que actualmente se encuentra de alta médica; y un caso sospechoso en seguimiento domiciliario. Ambos habrían contraído la infección fuera del país, y hasta la fecha no se han detectado situaciones que hagan sospechar circulación del virus dentro de la provincia.

El número de casos confirmados por estudios de laboratorio en los últimos días se ha venido incrementando particularmente en Chile y Argentina. En nuestro país, al 1º de junio hay un total de 131 personas a las cuales se les detectó una infección gripal por este virus.

Hasta el momento, el comportamiento del nuevo virus es muy parecido al de la gripe estacional; lo que quiere decir que la mayor parte de las personas que enferman presentan síntomas leves, no requieren ser internadas y mejoran en pocos días con medidas sencillas

Dado que la situación nacional está evolucionando diariamente, la etapa actual según las categorías de la Organización Mundial de la Salud (OMS) puede ser seguida por otra en la cual se implementen otro tipo de acciones orientadas a aminorar más que a contener la enfermedad. Ello implica que es necesario estar atento a los cambios en las recomendaciones que se difundan desde la Subsecretaría.

De acuerdo al organismo internacional se continúa en fase 5 de pandemia, que se caracteriza por la propagación del virus de persona a persona al menos en dos países de una región de la OMS. Dentro de esta fase, Argentina se encuentra en etapa de contención de la infección. Esto significa que las acciones se dirigen a la detección y tratamiento de los pacientes sintomáticos y sus contactos cercanos a fin de disminuir el riesgo de que la enfermedad gripal se propague rápidamente.

Se reitera a la población las medidas recomendadas para disminuir el riesgo de contagio entre personas:

• Promover el lavado de manos con agua y jabón varias veces al día, sobre todo, antes de preparar o ingerir alimentos, al llegar de regreso a casa desde la calle, después de ir al baño, después de toser o estornudar, después de estar en contacto con objetos contaminados, antes de atender a los niños pequeños

• Promover modos correctos de cubrirse al toser y estornudar. Para reducir el contagio, se debe cubrir nariz y boca, preferentemente con algún tipo de papel descartable (pañuelos, toallas, etc.) que luego se desechará en los lugares dispuestos para ello. Si no se dispone de papel es preferible utilizar el antebrazo en el pliegue del codo para cubrirse, y no las manos. Siempre es conveniente lavarse las manos con agua y jabón después.

• Ventilar las ambientes como oficinas, aulas y salas regularmente. Por ejemplo: en cada recreo y una vez finalizadas las clases o la jornada laboral.

• Permanecer en el hogar si se padecen síntomas de gripe. No compartir toallas, cubiertos ni utensilios personales. Evitar, en lo posible, aproximarse a personas vulnerables como niños, adultos mayores o personas con disminución de su inmunidad.