Las otorgó la subsecretaría de Derechos Humanos del ministerio de Ciudadanía a organizaciones y referentes que trabajan cotidianamente en la protección y promoción de derechos.

La subsecretaría de Derechos Humanos del ministerio de Ciudadanía continúa con el ciclo de distinciones 2018 /2019 a organizaciones y referentes que trabajan cotidianamente en la protección, promoción y defensa de los Derechos Humanos.

Jesica Rosales, de 28 años, quien está a cargo de la oficina de Abordaje Familiar en la Comisaría 16, del barrio San Lorenzo, fue distinguida por su labor y trabajo con mujeres y niños/as en situación de vulnerabilidad.

La oficina atiende denuncias por violencia de género, intrafamiliar y vulneraciones de derechos de niñas, niños y adolescentes. Además, aborda situaciones de abandono de personas, adultos mayores y algunas vinculadas a temas de salud mental y adicciones.

La oficina fue la primera en recibir una plaza blanda y juguetes, en el marco del programa que tiene como objetivo acercar a estos espacios un lugar donde los niños y niñas puedan transitar de manera más amena situaciones conflictivas.

También fue distinguida la Casa de Encuentro y Feria Trabum Ruka en Zapala. La asociación sin fines de lucro, creada en el año 2001, alberga a pequeños agricultores y artesanos de la zona centro de la provincia.

En las instalaciones, ubicadas en Houssay y 9 de Julio sobre ruta nacional Nº 22, se pueden encontrar productos agrícolas, frutas, verduras, hortalizas, artesanías en telar mapuche, tejidos, manualidades, repostería, y comidas típicas y regionales.

También, la Biblioteca Popular Juan José Paties de Añelo recibió su distinción por el compromiso de vecinos y docentes de la Escuela Primaria 100, quienes en 1996 se reunieron para poner el lugar en funcionamiento. Actualmente la asociación cuenta con casi 100 socios activos y un acervo de 5.000 ejemplares.

Realizan actividades de apoyo gratuito a estudiantes primarios y secundarios, y talleres literarios, entre otras.

La primera distinción del ciclo fue para el Banco de Leche Humana (BHL) de la provincia. La segunda al comedor Caritas Felices. Y la tercera, a la ciudadana venezolana Nohelia García, comprometida por la promoción de los derechos migratorios.