El dispositivo cambia sus días de funcionamiento y a partir de hoy estará disponible los lunes, miércoles, viernes, sábados, domingos y feriados, de 9 a 12.30.

La estrategia territorial del Plan DetectAR se orienta a diagnosticar de forma temprana a personas con COVID-19. Para ello, los dispositivos ubicados en distintos puntos del territorio neuquino se van adaptando a las necesidades de cada lugar, variando la modalidad de atención y los espacios donde se instalan. En esta ocasión, el dispositivo de Plottier cambiará su funcionamiento e incorporará un día más de atención.

Así, a partir de hoy, el dispositivo DetectAR de Plottier que funciona en el Salón de la Cooperativa de Agua Potable, ubicado en calles Uruguay y Bolivia del barrio 25 de Mayo, estará disponible para las personas con síntomas compatibles con COVID-19 los lunes, miércoles, viernes, sábados, domingos y feriados, de 9 a 12.30.

Se recuerda que hay que consultar ante la presencia de:

●       Pérdida repentina del olfato y/o alteración en la percepción de los sabores.

●       Dos o más de los siguientes signos: temperatura corporal de 37,5°o más; tos; dolor de garganta; mialgias (dolor muscular); decaimiento, cefalea o malestar general; diarrea o vómitos; dificultad respiratoria; y rinitis o congestión nasal.

●       En contexto de baja circulación de SARS CoV-2, las personas que hayan recibido un esquema de vacunación completo contra COVID-19 hace al menos 14 días y presenten uno o más de los siguientes síntomas: fiebre (37,5°C o más); tos; odinofagia (dolor de garganta), dificultad respiratoria, rinitis/congestión nasal.

En toda la provincia hay 10 dispositivos funcionando de manera activa. Se puede consultar a la línea gratuita 0800-333-1002,  visitar la página oficial del Ministerio de Salud de la provincia o consultar la modalidad de atención para hisopados en el hospital más cercano a tú domicilio.

Diagnosticar tempranamente a las personas con COVID-19 permite implementar acciones de seguimiento y aislamiento de acuerdo a cada caso, lo que es fundamental para fortalecer la vigilancia epidemiológica y limitar la transmisión de la enfermedad.