Seguridad Vial comenzó en conjunto con organismos nacionales y provinciales el proceso de acompañamiento de los crianceros que movilizan cientos de animales a lo largo de la temporada estival.

Audio del director de Seguridad Vial, Lucas Gómez.

Se inició el operativo Trashumancia en el Norte de la provincia. Se trata del operativo de acompañamiento seguro a los crianceros que se trasladan con sus rebaños y familias completas desde las zonas de invernada hacia la zona de veranada en la alta montaña.

El operativo -a cargo de la dirección de Seguridad Vial- se realiza de manera conjunta con Gendarmería, la Agencia Nacional de Seguridad Vial y la Policía provincial. La dirección de Seguridad Vial depende de la subsecretaría de Seguridad de la provincia.

“Como cada año, no hay una fecha determinada de inicio, sino que se va dando conforme a las condiciones climáticas y el tamaño de las crías para emprender el viaje”, señaló el responsable del área, Lucas Gómez. En virtud de ello, el jueves pasado la ministra de Gobierno y Seguridad, Vanina Merlo, inauguró el operativo en Chos Malal con el envío de los primeros móviles.

“Muchas huellas de arreos coinciden con las trazas de rutas y caminos, por lo que los móviles realizan un acompañamiento lento pero progresivo a cada familia trashumante; algunos arreos llegan a alcanzar los 3 mil animales” agregó Gómez.

Se estima que la práctica ganadera va a iniciar un poco más tarde en la zona centro de la provincia debido a que las crías aún son muy pequeñas. Sin embargo, ya iniciaron los primeros arreos en la zona norte de la provincia, por lo que los móviles de seguridad vial trabajarán en la zona de Chos Malal, Las Ovejas hasta Manzano Amargo, Varvarco, Pichi Neuquén y en la zona de Buta Ranquil hacia el norte.

Por tal motivo, la subsecretaría dependiente del ministerio de Gobierno y Seguridad, solicita a las y los conductores extremar la precaución a la hora de transitar las rutas durante la temporada de trashumancia. Particularmente, ahora que las rutas presentan una mayor carga vehicular y se avecina la temporada turística de verano.

“Pedimos transitar con extrema precaución, a una velocidad prudencial. Si divisamos un arreo, disminuir la velocidad paulatinamente hasta detenernos para que puedan avanzar los animales y no tocar bocina. Lo cual se aplica a todas las rutas, no sólo en las de ripio sino también en las rutas asfaltadas y principales. Disfrutemos de la oportunidad que nos brinda el paisaje durante la época de trashumancia, se trata de un momento único de presenciar una actividad ancestral”, resaltó Gómez.