En las próximas horas será aprobada en la Legislatura la norma que beneficiará con financiamiento, equipamiento, recurso humano e infraestructura a entidades que cumplen un rol social.

La provincia de Neuquén se sumará a la Ley Nacional de Promoción de Clubes de Barrio y de Pueblo. La iniciativa, que en las próximas horas será aprobada en la Legislatura, “será de gran beneficio para las entidades que cumplen un fin social”, comentó el subsecretario de Deporte y Juventud, Luis Sánchez.

El Régimen de Promoción de los Clubes de Barrio y de Pueblos, según establece la ley nacional N° 27098, tiene como objeto que las entidades de base puedan fortalecer su rol comunitario y social, generando inclusión e integración colectiva.

La iniciativa tiene como finalidad realizar las actividades culturales, sociales y deportivas destinado a todos los ciudadanos, en especial a los jóvenes. “La  adhesión a esta Ley permitirá contar con la asignación de fondos para obras y establece un beneficio para acceder a una tarifa social básica de servicios públicos”, señaló.

Sánchez destacó “la valentía de los legisladores en aprobar en forma rápida una  Ley Nacional, que se aprobó sobre fines de 2014 y se promulgó a principio  de 2015, porque  traerá beneficios para todos”, apuntó.

En este sentido resaltó que “Neuquén necesitaba que nuestros clubes accedan a estos requisitos que otorga Nación a través de sus programas Clubes Argentinos con aportes para equipamiento, material deportivo y recursos humanos y de infraestructura además de otras bondades”. En esta línea, se refirió a “la reducción de impuestos fiscales,  un tema de preocupación para las instituciones que prestan servicios a la comunidad que así tendrán la posibilidad de acceder a una  devolución del 40 por ciento en el pago de las tarifas de luz, gas y agua”.

El monto de la asignación de fondos se determinará en función de las necesidades del club. La ley nacional define a los Clubes de Barrio y de Pueblo como «asociaciones de bien público constituidas legalmente como asociaciones civiles sin fines de lucro, que tengan por objeto el desarrollo de actividades deportivas no profesionales en todas sus modalidades y que faciliten sus instalaciones para la educación no formal, el fomento cultural de todos sus asociados y la comunidad a la que pertenecen y el respeto del ambiente, promoviendo los mecanismos de socialización que garanticen su cuidado y favorezcan su sustentabilidad”.