Neuquén participó de un encuentro con la Corporación Vitivinícola Argentina

mayo 17, 2010

Se desarrolló el 13 de mayo en Mendoza, trataron -entre otros temas- los derechos de las exportaciones vitivinícolas y las acciones realizadas por la Corporación Vitivinícola Argentina en pro del Plan Estratégico Vitivinícola 2020.

El gobierno de la provincia, como miembro de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), participó días atrás de la reunión de directorio que se hizo en el subsuelo de la Bolsa de Comercio de Mendoza.

La Coviar, que coordina y ejecuta el Plan Estratégico Argentina Vitivinícola 2020 (PEVI), hizo el encuentro para tratar las acciones que se hicieron hasta la fecha, y debatir acerca del 2,5 por ciento de los derechos de las exportaciones vitivinícolas.

Del encuentro participaron técnicos de los gobiernos de Neuquén y de Río Negro; el presidente de la Coviar y titular de la Cámara de Productores Vitícolas de San Juan, José Molina, junto a autoridades de la corporación y representantes de las asociaciones que integran la corporación.

También asistieron autoridades de la Cámara Argentina de Fabricantes y Exportadores de Mosto; Cámara de Bodegueros de San Juan; Unión Vitivinícola Argentina; Bodegas de Argentina; Centro de Viñateros y Bodegueros del Este; Bodegas de Salta, y del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).
Acerca del PEVI

El Plan Estratégico Argentina Vitivinícola surgió en septiembre del 2004 con el objetivo de potenciar las economías regionales, a través de la organización y la integración de los productores primarios. El plan busca mejorar y mantener la calidad de producción por medio de estrategias que permitan lograr avances en la comercialización, conquistando nuevos mercados y afianzando los que ya están consolidados.

Para logar sus fines se trata de incluir y nuclear a todos los actores privados y públicos que desempeñen tareas afines al desarrollo de la vitivinicultura, como viñateros, cooperativas, bodegueros, dirigentes autoconvocados, asociaciones de exportadores, cámaras de productores, universidades, entes nacionales y provincias productoras de uvas.

Los objetivos estratégicos consisten en “posicionar los vinos varietales argentinos en los mercados del norte del continente; desarrollar el mercado latinoamericano y reimpulsar el mercado argentino de vinos y; apoyar el desarrollo de pequeños productores de uva para integrarlos rentablemente en el negocio vitivinícola”.

Otro objetivo concreto del plan es “que en el 2020 la industria vitivinícola argentina se posicione en forma sostenible entre las más destacadas del mundo, alcance ventas totales por 2.000 millones de dólares (mercado interno y de exportación) y logre la valoración y el reconocimiento de los consumidores”.