La Provincia estuvo representada por autoridades del ministerio de Producción y Turismo.  Se trataron temas referidos al desarrollo de bioindustrias, agregado de valor, promoción de indicación geográfica y denominación de origen y sello de calidad, entre otros.

Con el objetivo de conocer los programas que se impulsarán desde el gobierno nacional y los pasos a seguir, se realizó ayer en la ciudad autónoma de Buenos Aires la primera Reunión de la  Comisión de Agregado de Valor del Consejo Federal Agropecuario. El encuentro estuvo encabezado por la subsecretaria de Alimentos y Bebidas, Mercedes Nimo, del ministerio de Agroindustria de la Nación, junto a integrantes de esa cartera y los representantes de las provincias de Buenos Aires, Formosa, Tucumán y Santa Fe.

Neuquén estuvo representada por el coordinador general del ministerio de Producción y Turismo, Carlos Pereyra -a cargo de la subsecretaría de Producción- y la directora provincial de Industria, Comercios y Servicios, Ivana Rivero. Participaron además, miembros del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y de la Unidad para el Cambio Rural (UCAR).

Entre los temas que se abordaron en el encuentro figuran el desarrollo de bioindustrias; herramientas de agregado de valor; Promoción de Indicación Geográfica y Denominación de Origen; sello de calidad; valorización de producciones regionales: pimentón, aceite de oliva, productos andinos, yerba, mandioca, entre otros.

También se abordó la promoción y gestión de proyectos para la radicación de nuevas industrias; innovación y nuevas tecnologías de productos y procesos; y la definición de un cronograma de trabajo del Consejo.

En este sentido, la directora provincial de Industria, Comercios y Servicios, Ivana Rivero informó que durante el encuentro “se explicaron los programas que se van a impulsar desde el gobierno nacional y se pautaron los pasos a seguir”. Además, “desde Nación ofrecieron todas las herramientas para trabajar en conjunto y potenciar la agroindustria”, señaló.

El eje principal consistió “en pensar la agroindustria como  bioeconomía y economía circular”, sostuvo Rivero y explicó que “el concepto de bioeconomía enfatiza el desarrollo de sistemas de producción en los que la biomasa producida en forma sostenible, desempeña un papel fundamental para satisfacer las demandas de alimentos, energía, materias primas e insumos industriales”.

En tanto, detalló que la economía circular entrecruza dos aspectos el ambiental y el económico, proponiendo un nuevo modelo de sociedad que utiliza y optimiza el stock y los flujos de materiales, energía y residuos y su objetivo es la eficiencia del uso de los recursos.

Por último, indicó que “las provincias se comprometieron hacer una devolución sobre cuáles serían los ejes estratégicos a seguir, y lograr con el acompañamiento de Nación un desarrollo integral de país”.