El ministro de Ciudadanía, Gustavo Alcaraz participó de la cátedra auspiciada por el Papa Francisco sobre El Diálogo y de la Cultura del Encuentro.

Neuquén participó de la cátedra auspiciada por el Papa Francisco sobre El Diálogo y de la Cultura del Encuentro. En representación de la Provincia estuvo presente el ministro de Ciudadanía, Gustavo Alcaraz; junto al profesor y conferencista de universidades latinoamericanas en Derecho Administrativo, Derecho Constitucional y Derechos Humanos, Pablo Gutiérrez Colantuono.

El debate tuvo lugar en la sede porteña de la Fundación Panamericana para el Desarrollo Integral de Altos Estudios, una de las instituciones impulsoras de la Cátedra.

En la oportunidad, el ministro Alcaraz explicó la forma en la que la cartera provincial articula los espacios de la sociedad civil y los diferentes estamentos del gobierno, con la meta de lograr una real participación del ciudadano en las políticas públicas.

Al término del encuentro el funcionario expresó su “satisfacción” por la participación de Neuquén en la cátedra y por “compartir la experiencia del ministerio de Ciudadanía con personas que generalmente perfeccionan sobre los espacios de dialogo, a todo nivel, tanto académico como social”. Subrayó además que “se trató de un intercambio más que interesante”.

Precisó que en la charla “comentamos nuestra experiencia sobre cómo vamos construyendo con los espacios de participación de la provincia una nueva cultura de hacer la política pública más cerca del ciudadano”.

Alcaraz recordó que la provincia fue sede del lanzamiento de la cátedra sobre Diálogo y de la Cultura del Encuentro, “con espacios de articulación bajo los valores que manifiesta el Papa Francisco de dialogo y encuentro con el otro; aspectos que fortalecemos en la construcción y desarrollo de nuestras políticas públicas”.

Por su parte, Pablo Gutiérrez Colantuono destacó “la importancia de compartir miradas y perspectivas a partir de la trascendencia que ha tenido la creación del ministerio de Ciudadanía en la provincia del Neuquén; donde la centralidad es el ciudadano y se lo incorpora dentro de las propias estructuras de gobierno”. Precisó que de este modo “se incorporan las minorías, y las diversas formas de mirar, de escuchar, de adoptar determinadas medidas de gobierno”.

“Nuestra intención -sostuvo- es que nuestra experiencia la puedan ver otros gobiernos provinciales, el gobierno nacional y algunos otros países latinoamericanos; puedan contagiarse, y capitalizar el pensamiento y la diversidad existente en nuestras sociedades”.