El funcionario expresó que, ante todo, el municipio capitalino “tiene que cumplir la orden judicial” que lo obliga a restablecer la provisión de agua potable a la Toma 2 de Mayo.

El presidente del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), Víctor Marecos, sostuvo que los funcionarios municipales que se acercaron a la entidad “sólo lo hicieron para la foto”. Expresó que, ante todo, el municipio capitalino “tiene que cumplir la orden judicial” que lo obliga a restablecer la provisión de agua potable a la Toma 2 de Mayo, y consideró que “mienten” cuando se refieren al contrato de concesión.

“Después de judicializar la atención de los vecinos, no acatar las resoluciones de la Justicia y actuar con prepotencia, ahora pretenden parecer que dialogan y hacen responsable al EPAS de no querer dialogar”, expresó en alusión al acercamiento que el secretario de Coordinación, Marcelo Bermúdez, y el subsecretario de Servicios Concesionados, Fernando Palladino realizaron hoy a la sede de la entidad provincial.

Marecos señaló que desde el municipio “pegan primero y después buscan mostrarse dispuestos a dialogar; pero –se preguntó- cómo se puede dialogar con quienes no acatan las leyes ni las decisiones de los jueces”.

Respecto del contrato de concesión, precisó que los funcionarios comunales “mienten”, dado que existe una comisión designada hace tres meses, que no avanza porque “el municipio no incluye en el presupuesto las obras de agua y saneamiento”.

“Siguen hablando para la foto –aseveró Marecos-. Ojalá destinaran al EPAS la mitad de lo que dan a Monedero y a los colectivos, demostrando así un verdadero interés por asegurar el servicio de agua y saneamiento para el conjunto de la ciudad. Sin dudas al EPAS sólo vinieron a sacarse una foto”.