Se trata de unidades fabricadas mediante bloques de madera encastrable, de dos o tres dormitorios, que se producen en el aserradero del norte neuquino.

La planta de la Corporación Forestal Neuquina (Corfone) ubicada en Las Ovejas construyó 41 viviendas, de las cuales 29 ya fueron instaladas en diferentes localidades de la provincia y las restantes 12 se enviaron a los otros aserraderos del órgano provincial.

Las unidades son construidas mediante Bloques de Madera Encastrable (BME) y cuentan con 2 dormitorios y 3 dormitorios. Se utilizan tirantes de 3 x 5 pulgadas que son obtenidos del proceso de aserrado y luego se secan para darle mayor estabilidad, y que después se transforman en ladrillos de madera de 40 centímetros que se superponen unos a otros unidos a través de listones, tarugos de madera y clavos metálicos.

Las 29 unidades instaladas se distribuyen en diferentes lugares de la provincia.

El ministro de Seguridad, Trabajo y Ambiente, Jorge Lara indicó que estas estructuras que construye Corfone “se destinan a la Unidad Ejecutora de viviendas provincial que hace las viviendas dispersas en cordillera”, mencionó. Recordó que existen tres plantas importantes de Corfone en la provincia: la de Las Ovejas, otra en Abra Ancha y otra en Junín de los Andes. “Las de Junín y Las Ovejas trabajan con una línea muy moderna de aserraje, y la de Las Ovejas se está ampliando con esta maquinaria que se ha comprado en Brasil. Ahora cuenta con secadero, están haciendo vigas laminadas y machimbre, además de estas viviendas”.

Las 29 unidades instaladas se distribuyen en diferentes lugares de la provincia. En la localidad de Tricao Malal, Pichi Neuquén y Guañacos se entregaron dos viviendas de tres dormitorios; en Huinganco se instalaron dos viviendas de dos dormitorios; en Loncopué, Colipilli, Pichaihue, Aluminé y Zapala se entregaron una vivienda de dos dormitorios por localidad; en Taquimilán se entregó una vivienda de tres dormitorios; y finalmente en Tres Chorros se entregó una vivienda de dos dormitorios y una Posta Sanitaria.

Desde sus comienzos las plantas de Corfone se dedican a forestar y generar madera para luego pasar a la instancia de industrialización, invirtiendo en maquinaria especializada con el objetivo de radicar un polo industrial que pueda agregar valor a la madera y generar mano de obra.

Se utilizan tirantes de 3 x 5 pulgadas y que después se transforman en ladrillos de madera de 40 centímetros.