El gobernador Jorge Sapag recibió hoy a una delegación de la agencia espacial china que tiene a cargo el proyecto. Tiene un plazo de ejecución de 24 meses y demandará una inversión de 300 millones de pesos.

El gobernador Jorge Sapag recibió hoy a una delegación de la Agencia Nacional China de Lanzamiento, Seguimiento y Control General de Satélites -China Satellite Launch and Tracking Control General (CLTC), que tiene a su cargo la construcción de la estación espacial china que se está emplazando en Bajada del Agrio, segunda en el país –junto a la europea ubicada en Malargüe- y que demandará una inversión de 300 millones de pesos. La delegación estuvo encabezada por el vicepresidente de Control de Lanzamiento de satélites de la agencia CLTC, Yu Tongjie.

Esta tercera estación espacial china en el planeta tiene el fin de implementar el Programa de Exploración Lunar, que necesita de una antena colocada en el hemisferio sur para cubrir la totalidad del espectro necesario para el monitoreo de los satélites de su nacionalidad las 24 horas. Las otras dos se encuentran en territorio chino, y la locación neuquina fue seleccionada por su ubicación estratégica y la ausencia de interferencias de otras frecuencias.

Consultado sobre la importancia de este emprendimiento, Jorge Sapag describió que “se trató de un encuentro de trabajo y protocolar, pues se trató de una muy grata visita de las personas que son las máximas autoridades en materia de vuelos espaciales y de todo lo referente al Programa de Exploración de la Luna a que lleva adelante la República Popular China y que contempla misiones interplanetarias y de estudios astronómicos para el estudio de otros cuerpos celestes del Sistema Solar”.

Mencionó “el grado de solvencia científica y profesional de la delegación, que demostraron mucha seriedad en el cumplimiento de los plazos acordados” y a eso “se suma el prestigio que le otorga a Neuquén, porque nos permite ser parte de un proyecto tan importante como es llegar a la Luna y al espacio lejano”.

Comentó que en 2013, “la CLTC realizó diez vuelos a la Luna –tripulados y no tripulados- e inclusive hicieron alunizar un satélite, mientras que el próximo paso es llevar hasta ella satélites para recoger muestras de distintos materiales que allí se encuentran”.

Agregó que “el hecho de haber elegido Neuquén para instalar la base operativa para el control de los satélites, es muy importante y la razón es científica”, porque “nosotros estamos en las antípodas de China, en el polo opuesto y ellos desde su república pueden monitorear en 180 grados la órbita espacial y, desde Bajada del Agrio controlar los otros 180 grados”.

En cuanto a las instalaciones que se emplazarán en la Pampa de Pilmatué, Sapag destacó que la estación “fue diseñada con una arquitectura adaptada al lugar y a la actividad que se va a desarrollar. Podrá ser visitada también, porque tendrá una especie de centro de interpretación donde se les va a explicar a los visitantes cómo funciona y cómo son los viajes al espacio lejano”.

La estación se ubicará al norte de Bajada del Agrio, antes del puente del río Salado sobre la ruta 33, en la denominada Pampa de Pilmatué -latitud sur 38°11´28,90”; longitud oeste 70° 8´58,20”-. El programa lunar chino se encuentra en la fase exploratoria, y tiene como objetivos entre el 2013 y el 2017 descender en la luna y retornar al planeta. Se estima que en 2014 comenzarán a realizarse las pruebas con el objetivo de monitorear la nave que será enviada al espacio en 2016.

“También la inversión es muy importante” sostuvo Sapag “ya que hablamos –dijo- de más de 300 millones de pesos en la zona de Quintuco, a lo que se suma la base operativa que estará en Las Lajas, la ejecución de una línea de 60 kilómetros de 33 mil kilowatts desde Las Lajas hasta la estación, con el consumo de más de un megavatio de potencia instalada; sin olvidar que este emprendimiento está generando trabajo, inversiones y progreso en nuestra región”.

Cabe señalar que la construcción está a cargo de la empresa china Harbour Engineering, con sede en Buenos Aires, y en este aspecto el mandatario sumó que “si bien la inversión de capital es de 300 millones de pesos -un número interesante para la economía regional porque si bien hay cosas de origen importado como los equipos electrónicos o la propia antena-, todo lo que es edilicio o materiales se comprará acá. Ya están instalando los obradores, la parte civil ronda los 100 millones de pesos y se contratará mano de obra de la zona”.

Sapag indicó que dentro de este acuerdo tripartito “hemos acordado planes de acción, tanto con la CLTC como con la Conae, para establecer un sistema de teleconferencia para hacer un seguimiento del proyecto, el cual debo decir que está muy avanzado en la zona de Quintuco, ahora se están haciendo las bases y fundaciones de la estructura que sostendrá la estación propiamente dicha o antena”. “Se trata de una construcción monumental, porque es un antena de 35 metros de diámetro que va a moverse, con lo cual su fundación es extremadamente grande”, ilustró el gobernador.

Describió que además de la reunión protocolar mantenida con él esta mañana, “la delegación se dirigirá hacia el lugar de emplazamiento, es decir, el norte de Bajada del Agrio, antes del puente del río Salado, sobre la ruta provincial Nº 33, en la denominada Pampa de Pilmatué, cerca del paraje Quintuco” y ratificó que en 2012 cuando Neuquén rubricó el acta acuerdo para este emprendimiento “China contaba con varios puntos para instalar la estación espacial, como La Pampa, Río Negro y hasta Chile y eligieron Neuquén, porque se sintieron bien tratados, respetados, contenidos y decidieron acompañar a la Provincia en una inversión tan importante”.

El acuerdo marco fue suscripto en noviembre de 2012 por la provincia del Neuquén –a través del gobernador Jorge Sapag-; la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) y la Agencia Nacional China de Lanzamiento, Seguimiento y Control General de Satélites -China Satellite Launch and Tracking Control General (CLTC), que es el organismo de la República Popular China que implementa el programa de exploración del espacio lejano.

Según lo establece el acuerdo, Argentina podrá utilizar un mínimo de un 10 por ciento de las horas del día, es decir, 2 horas 40 minutos por día para actividades científicas y tecnológicas. Ello dependerá del uso de la estación y los vuelos que tenga China al espacio profundo.

A fines de 2012 se hizo la nivelación, porque el complejo incluye un edificio donde se alojará el personal estable de la estación, otro de equipos técnicos y de energía y un lugar para la estación propiamente dicha o antena, una monumental antena de 35 metros.

En el acuerdo tripartito se establece que la provincia cede en comodato 200 hectáreas por el plazo de 50 años, y es responsable de la construcción de una estación transformadora en Las Lajas y el mantenimiento de las rutas provinciales 31 y 33, conectadas a la ruta nacional 40.

Por otro lado, la CLTC es responsable de la construcción de una línea de 60 kilómetros de 33 mil kilowatts desde Las Lajas hasta la estación, la elaboración de la infraestructura de agua potable y la construcción de la antena y las edificaciones aledañas, que incluyen un espacio con dormitorios, restaurant, sala de esparcimiento y un salón de exhibición abierta a científicos e invitados. Residirán 10 científicos chinos todo el año y 25 que rotarán.

El gobierno nacional a través de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), por su parte, colabora en carácter de interesada con el programa con el objetivo de llevar a cabo la instalación de una Estación China en territorio argentino, lo que a su vez le permitirá la utilización efectiva del 10 por ciento del tiempo de antena de espacio lejano por año.

China lleva adelante el Programa de Exploración de la Luna, que contempla misiones interplanetarias y de estudios astronómicos para el estudio de otros cuerpos celestes del Sistema Solar. Para garantizar el desarrollo de este programa, el país asiático está estableciendo una Red China de Comunicaciones del Espacio Lejano.

En este sentido, el organismo responsable de esta red gestionó –en 2012- ante el gobierno argentino la instalación, en la provincia de Neuquén, de una estación satelital para apoyo a misiones de exploración del espacio lejano, control de lanzamientos y adquisición de datos durante las misiones espaciales.

Esta estación satelital que ya está en marcha y pronto a convertirse en realidad, formará parte de una red de tres estaciones, dos de las cuales ya se encuentran instaladas y operando en territorio chino. Esta tercera antena ubicada en el sur del continente americano permitirá tener la cobertura y visibilidad casi completa de la Tierra para las misiones de investigación.

Sobre la China Satellite Launch and Tracking Control General (CLTC)

La CLTC se dedica a la telemetría, seguimiento y comando de las misiones espaciales chinas. En concreto, el CLTC ofrece servicios de control de lanzamientos de satélites, así como cohetes, satélites y el seguimiento de las naves espaciales. Desarrolla y fabrica componentes de control vía satélite, equipos de vigilancia y las estructuras del sitio de lanzamiento. La organización directamente controla y supervisa todas las misiones espaciales de China y los centros de lanzamiento espacial.

Además, la CLTC ofrece servicios para diferentes naciones y trabaja como uno de los canales principales de China para llegar al mercado internacional del espacio. De 1970 a 2012, el CLTC ayudó en el lanzamiento de más de 157 cohetes portadores en la Larga Marcha (Chang Zheng ).