La dirección provincial de Aeronáutica brindó ayuda fundamental al control y extinción de los incendios

enero 10, 2012

Con más de 26 horas de vuelo y alrededor de 120 mil litros de agua descargados sobre los focos de las localidades de Villa Pehuenia -en la zona de Moquehue- y de San Martín de los Andes, el helicóptero Bell 407 participó del operativo de combate del fuego.

El helicóptero Bell 407, a cargo de la dirección provincial de Aeronáutica, participó en el operativo que permitió controlar los focos de incendio que se generaron en la provincia, uno en la localidad de Villa Pehuenia -en la zona de Moquehue- y el otro en San Martín de los Andes, en proximidades del Lago Lolog.

Esta aeronave, que forma parte de la dirección provincial de Aeronáutica, dependiente del ministerio de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo, intervino solicitada por la cartera de Desarrollo Territorial y permanece en la zona de San Martín de los Andes hasta hoy, martes 10 de enero, en la modalidad de guardia.

Según el informe, además se envió un camión cisterna con 900 litros de combustible aeronáutico propio, una camioneta con equipamiento y seis personas afectadas entre pilotos y personal de asistencia.

Luego de un vuelo de reconocimiento del que participaron el intendente de Villa Pehuenia, Sandro Badilla y un representante del Sistema Provincial de Manejo del Fuego, se pudo determinar la magnitud del foco y se fijó un plan de acción al respecto. Esa misma tarde se realizaron las cuatro primeras descargas con el helibalde.

El pasado viernes desde las 9, y por el lapso de 12 horas, se realizaron sobrevuelos y descargas permanentes; tarea que continuó el sábado a partir de las 6 y hasta las 8.30, momento en el que se dio por controlado el incendio y se liberó la participación de la aeronave.

De manera inmediata, se realizó el despegue con rumbo a San Martín de los Andes, mientras los equipamientos se trasladaban por tierra. Una vez arribado al lugar del incendio en la zona del Lago Lolog, se comenzó a combatir el fuego con la misma operatoria descripta anteriormente. El domingo 8, las tareas comenzaron a las 8 y se extendieron hasta las 17.

En ese momento, se decidió el regreso del helicóptero a la ciudad de Neuquén, aunque ante el recrudecimiento del fuego en algunos sitios, se determinó una guardia en la zona de San Martín de los Andes que culminará este martes, con el retorno de la aeronave a la capital provincial.

El informe de la dirección provincial de Aeronáutica indica que el helicóptero completó un total de 26 horas de vuelo, logrando controlar dos incendios de magnitud en puntos de la provincia distantes a 200 kilómetros uno del otro. Esta operatoria insumió 120 mil litros de agua aproximadamente.

Además, se realizaron sobrevuelos para determinar el estado de los incendios y se realizó el acarreo de brigadistas y de equipos a lugares de difícil acceso.