Juegos de la Araucanía: el vóley masculino debutó con victorias

noviembre 10, 2009

El seleccionado neuquino, que defiende el título, venció en la primera jornada a los conjuntos de Araucanía y Magallanes.

El seleccionado neuquino de vóleibol masculino, que defiende el título en los Juegos de la Araucanía que consiguió el año pasado en la región chilena de Los Lagos, tuvo ayer un arranque a lo campeón al ganar los dos juegos de la primera jornada.

El conjunto que dirige Narciso Chandía se impuso en el gimnasio del Lawn Tenis por 3 a 0 (con parciales 25-21, 25-19 y 25-12) al equipo de Araucanía, al que precisamente derrotó en la final en Chile. Por la tarde, repitió la actuación ante Magallanes, al que venció por idéntico marcador (parciales de 25-13, 25-21 y 25-19). Las dos victorias en igual cantidad de presentaciones dejan a los neuquinos como líderes del Grupo B.

El punta Denis Santos fue el goleador en ambos juegos. Ante Araucanía, el chosmalense anotó 15 puntos. Y por la tarde, también fue el más efectivo con 18. Los puntos de ataque por rotación fueron claves en este encuentro, donde además sobresalieron Mauro Ruffiner y Julián Della Cha.

La contracara fue la actuación de las chicas, que en el primer turno no pudieron con sus clásicas rivales, Río Negro, que las derrotó 3-0 con parciales de 25-11, 25-18 y 25-19. El encuentro se disputó en el gimnasio del colegio Don Bosco. Por la tarde volvieron a perder, esta vez con Tierra del Fuego 3 a 1.

En básquet masculino, Neuquén consiguió su primera victoria por 78 a 71 a la región de Los Ríos en su presentación en la disciplina, que abrió la competencia binacional y se disputó en el gimnasio Vértice 7. Por la tarde, los varones dieron cuenta de Araucanía por 77 a 56 y comenzaron con buen pie en la jornada inicial.

Por su parte, en el alejado estadio del club Los Pehuenes, el básquet femenino no pudo con el potencial de la región de Araucanía. El elenco neuquino, dirigido por Pablo Obreque, cayó por 60 a 22, luego de caer en el primer tiempo por 40 a 8.

En el segundo encuentro, las chicas neuquinas pelearon la primera mitad con Santa Cruz -igualaron en 25-, pero se quedaron sin resto físico en el final y cayeron 59 a 40.