Jorge Sapag participó del almuerzo de la presidenta con gobernadores

marzo 29, 2010

Afirmó que el proyecto de coparticipación del impuesto al cheque implicaría “perjuicios serios” para Neuquén, porque obligaría a la Nación a reasignar partidas del presupuesto de 2010, como “el fondo de la soja o el fondo del Plan de Asistencia Financiera (PAF)”.

El gobernador Jorge Sapag participó este lunes al mediodía, en la sala de convenciones de la Residencia Oficial de Olivos, de un almuerzo con la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, junto a otros 16 mandatarios provinciales.

Relató que en el encuentro conversó con la jefa de Estado sobre la distribución federal de recursos y criticó el proyecto de ley para coparticipar el impuesto al cheque, porque obligaría al gobierno nacional a reasignar partidas del presupuesto de 2010, como “el fondo de la soja o el fondo del Plan de Asistencia Financiera (PAF)”.

Al concluir el almuerzo, Jorge Sapag expresó ante los medios de prensa que, si se hace una modificación a la coparticipación del cheque, “esa partida que se afecta el presupuesto nacional ya aprobado por los mismos legisladores va a tener que ser corregida por el gobierno nacional y esto nos puede perjudicar seriamente a las provincias”. 

A modo de ejemplo, explicó que “Neuquén podrá recibir 150 millones por esa ley del cheque hipotéticamente, si se aprobara y no fuera vetada, pero es perder 300 o 400 millones de pesos en el Plan de Asistencia Financiera de Nación”. Sostuvo además que “queremos trabajar ya sobre el presupuesto de 2011″ porque, recalcó, “la coparticipación se discute también en el presupuesto” nacional.

Por otra parte, comentó que “hemos pedido en la fecha a la presidenta de la Nación que nos incluya como provincia por 140 o 150 millones de pesos, para poder dar a los docentes una respuesta en la provincia de Neuquén en línea con el aumento que dio Nación” este año.

Según se informó, la reunión de hoy es la primera de una serie que la presidenta mantendrá con todos los gobernadores provinciales para discutir la distribución de fondos y la coparticipación federal de impuestos desde 2003 a la fecha. Además de Cristina Fernández de Kirchner, estuvieron presentes los ministros nacionales de Trabajo, Carlos Tomada; de Economía, Amado Boudou; de Salud, Juan Manzur; del Interior, Florencio Randazzo; y de la Jefatura de Gabinete, Aníbal Fernández.

Declaraciones a la prensa

A continuación, se transcribe el diálogo que mantuvo el gobernador con los periodistas a la salida de la Residencia de OIivos:

-Buenas tardes, gobernador ¿Cuál es el resultado de la reunión, según su visión?

– Fue una reunión muy cordial, en el marco federal de una reunión de gobernadores y la presidenta de la Nación (Cristina Fernández de Kirchner). Realmente, tuvimos la oportunidad de dialogar acerca de la situación que se vive en la república, la que se vive en cada una de las provincias, la necesidad de discutir la coparticipación federal de impuestos y la necesidad de hablar sobre estas iniciativas parlamentarias, como el impuesto y la coparticipación del impuesto al cheque. Se abordaron todos los temas, repito, en un marco federal, en un marco de respeto, y estamos conformes.

– ¿Cuáles son las principales demandas que hicieron ustedes, como gobernadores, a la Nación?

– No, no fue una reunión de demandas. Las demandas las dejamos para los tribunales. Fue una reunión de intercambiar opiniones acerca de cuál es el mejor marco para discutir la coparticipación de los fondos que, de Nación, se mandan a las provincias.

– ¿Hay crisis en las provincias, hay crisis en varias provincias argentinas?

– Yo le puedo hablar de la provincia de Neuquén. Nosotros tenemos distintos temas. Tenemos el tema del Plan de Asistencia Financiera (PAF) de Nación a las provincias, que es uno de los temas recurrentes. Y en la provincia de Neuquén tenemos todo el tema hoy de los reclamos salariales. Tenemos el gremio de ATEN, que representa a los docentes, haciendo reclamos salariales. Nosotros tenemos en camino también conversaciones con Nación acerca de las tarifas de gas. O sea, estamos trabajando en distintos…

– ¿Cuáles son las provincias que necesitan el PAF?

– El Plan de Asistencia Financiera lo necesitamos las provincias que estamos endeudadas, fundamentalmente, con Nación. Y, con respecto al tema que estábamos hablando de los reclamos salariales y del PAF, nosotros, en la provincia del Neuquén, tenemos retrasos con proveedores y contratistas. Hemos hecho una reforma fiscal que empieza a dar resultados. La coparticipación federal de impuestos va a crecer recién por mayo o junio. Así que necesitamos trabajar con Nación en armonía, en un diálogo constructivo, y no queremos que las iniciativas o la defensa de nuestros intereses la hagan legisladores de la oposición que por allí no interpretan los verdaderos problemas que tiene la provincia y, en conjunto, la deuda, los ingresos consolidados de la provincia.

Es decir, un proyecto de coparticipación del impuesto al cheque es una ley, un proyecto, que se presenta demagógicamente como que va a beneficiar a las provincias y lo que interesa es el consolidado. Los legisladores de la Nación aprobaron el presupuesto de 2010 y esta ley pretende modificar el presupuesto de 2010. Nosotros queremos trabajar ya sobre el presupuesto de 2011.

Nos vamos a constituir en comisión con muchos gobernadores para trabajar sobre todos los temas fiscales y todos los temas presupuestarios, para que no haya una puja que, a veces, nada tiene que ver con los intereses de la provincia. Repito, porque en el consolidado de los recursos que recibe la provincia del Neuquén, aprobada que sea una ley como la del impuesto al cheque con mayor coparticipación, el gobierno nacional tiene que achicar otras partidas, por ejemplo la del PAF, y eso nos trae perjuicios serios.

– ¿Qué piensa de lo que señaló el vicepresidente (Julio) Cobos sobre la posibilidad de coparticipar todos los impuestos?

– Bueno, yo quisiera escucharlo. No creo que haya dicho exactamente eso. Los impuestos entran en una masa. Hay que discutir la coparticipación primaria y la secundaria. Ahora, el proyecto de ley de discutir los coeficientes entre provincias es muy difícil porque ¿qué provincia va a ceder algún ápice de su porcentaje? Entonces, lo que hay que discutir es un fondo para las provincias, un fondo para obras, un fondo para desarrollo. Hay provincias con menor desarrollo relativo. Hay que trabajar en todas las partidas, de cara al presupuesto de 2011. La coparticipación se discute también en el presupuesto.

– ¿Tienen plazo para resolver estos asuntos, gobernador?

El presupuesto de 2010 ya está jugado. Y el plazo para discutir el presupuesto de 2011 vence en setiembre. Tenemos de aquí hasta setiembre para, los gobernadores, aportar nuestras soluciones para que haya distintas partidas destinadas a vivienda, desarrollo…

– ¿Usted tiene un pedido particular después esta reunión con los legisladores de su provincia?

– Yo tengo diálogo con ellos, con los provinciales y con los nacionales, con el senador nacional y con los diputados nacionales, de manera que analicen cada iniciativa parlamentaria, sobre todo de la oposición al gobierno nacional. Que se analice en el contexto de todos los intereses que tiene la provincia de Neuquén. O sea, la cuenta consolidada de la provincia, no solamente un solo impuesto, que a veces se presenta demagógicamente y es como ladrarle a la luna, porque le puede estas ladrando a la luna por impuesto a la coparticipación de cheques y presentar eso como muy federal, muy democrático y después en otras cuentas me perjudico porque me bajan el PAF o porque me bajan la coparticipación de la soja.

-¿O sea gobernador que se puede sacar en síntesis que por este año no se va a modificar nada el presupuesto sino que van a trabajar con todos en miras al 2011?

-La voluntad de los gobernadores es que el presupuesto de 2010 se respete, que se cumpla por parte de Nación. Y que el presupuesto de 2011 lo discutamos en un ámbito de asamblea de gobernadores, con una comisión de gobernadores que podamos plantear qué podemos modificar de la coparticipación para que las provincias reciban más recursos en todos los órdenes.

-¿Gobernador se les pidió un compromiso en cuanto a los legisladores…?

No, no, de ninguna manera. Fue una conversación muy cordial, sin contraprestaciones y prestaciones, fue muy respetuosa, en el marco federal, en el marco de la legitimidad que nos da haber sido elegidos por el voto popular, gobernadores y presidenta de la Nación. Y sí lo que yo veo y analizo, es esto, que la oposición no puede pretender gobernar de contragolpe. La oposición tiene que analizar los proyectos con los gobernadores, o sea, antes de que presenten un proyecto que pueda afectar a las provincias que le consulten a los gobernadores.

-¿Los gobernadores manifestaron en bloque su oposición a la reforma del impuesto al cheque?

-No, cada uno dio su opinión, lo que sabemos es que si se hace una modificación a la coparticipación del cheque el gobierno nacional, esa partida que se afecta del presupuesto nacional, ya aprobado por los mismos legisladores, va a tener que ser corregida por el gobierno nacional y esto nos puede perjudicar seriamente a las provincias. Por ejemplo, repito, el Plan de Asistencia Financiera, Neuquén podrá recibir 150 millones por esa ley del cheque hipotéticamente si se aprobara y no fuera vetada, pero es perder 300 o 400 millones de pesos en el Plan de Asistencia Financiera de Nación.

-¿Este efecto sería inmediato, el de los fondos?

-Si al gobierno nacional le detraen 10 mil millones de pesos de su partida, el gobierno nacional va a echar mano del fondo de la soja o del fondo del Plan de Asistencia Financiera, eso no cabe ninguna duda.

-Gobernador, habitualmente se dice que los gobernadores son objetos de presiones muy fuertes por parte del gobierno central y que son manipulados políticamente.

-Eso es un error porque se deja manipular el que quiere. Nadie se arrodilla, eso va en el prestigio personal y la dignidad de cada uno. Lo que tenemos los gobernadores es la responsabilidad de administrar con escasos recursos la salud, la educación, la seguridad, la justicia, la defensa de la economía, entonces muchas veces hay proyectos que pueden aparecer, como la coparticipación del cheque, beneficiando a las provincias, y no es más que demagogia, así que yo les pido a los legisladores de la oposición que plantean estos proyectos que no me defiendan, que me dejen que yo me puedo defender solo.

-Muchos de esos servicios que usted menciona, que tienen que cubrir las provincias, fueron transferidos en la década del 90 sin que se haya actualizado transferencia de recursos…

-Totalmente de acuerdo, hay recursos que están faltando, nosotros como provincia estamos pidiendo al gobierno nacional que nos incluya en las provincias, hay 14 provincias que reciben fondos por ejemplo para el incentivo docente, Neuquén está excluida y hemos pedido en la fecha a la presidenta de la Nación, que nos incluya como provincia por 140 o 150 millones de pesos para poder dar a los docentes una respuesta en la provincia de Neuquén en línea con el aumento que dio Nación de aumento de sueldo, nosotros tenemos buenos sueldos comparativamente con otras provincias pero nos vendría muy bien que la Nación nos incluya entre las provincias beneficiarias de este fondo para el incentivo docente que Neuquén no lo tiene.

-Para finalizar, ¿que opinión le merece que los dichos del vicepresidente que propuso la coparticipación de todos los impuestos?

No lo escuché…

-¿Cómo vería que coparticipe todos los impuestos?

-Por eso, hay que analizar el presupuesto de 2010 y de 2011. Creo que no hay que hacer demagogia, es muy fácil decir “deme más” pero hay que ver qué partidas se afectan, porque si a alguien le dan, de algún lado lo saca. Entonces hay que ver cómo se financia el fondo de los jubilados. Nosotros tenemos nuestra propia caja, nosotros no hemos transferido la caja de jubilaciones a la Nación. Hay que ver cómo se financia la asignación universal por hijo. Hay que analizar caso por caso y cuestión por cuestión. Hacer afirmaciones demagógicas en el aire y globales así.

-Si, es plantear prácticamente la desintegración del Estado Nacional…sino pueden recaudar más impuestos…

– Yo creo que hay facultades delegadas, facultades no delegadas y facultades recurrentes. Nosotros tenemos que juntarnos los gobernadores, en una asamblea de gobernadores y plantear qué es lo que más le conviene a los gobernadores y permitir la gobernabilidad de la Nación y de la provincia. ¿Qué es la Nación sino el conjunto de las provincias?
Acá generar una antinomia Nación-Provincia no sirve. Nosotros estamos por la defensa del federalismo de coordinación; ni de subordinación, ni tampoco de prepotencia o de demagogia.

-Ahora ¿cómo se entiende que haya legisladores hasta de su partido que están diciendo que a Neuquén le perjudica no cobrar la coparticipación del impuesto al cheque?

– Lo dejo a cargo de ellos, que hagan los números conmigo en la cuenta consolidada y se van a dar cuenta. Es una cuestión matemática, es suma y restas; es tan sencillo como eso. Es sumar y restar y ver…. si hay un proyecto demagógico o si es un proyecto que le suma a la provincia. La provincia no se beneficia por la ley de coparticipación de impuesto al cheque por dos razones. Primero porque esa ley no está, es un proyecto de la oposición. Y segundo porque va a ser vetada, o sea es un proyecto virtual, es una ley virtual, no existe. Segundo, que si fuera realidad, si fuera realidad esa ley el gobierno nacional, ateniéndose al presupuesto 2010, va a sacar la partida de otros lugares; por ejemplo, repito, el plan de asistencia financiera y de la soja. Entonces que me expliquen ¿cómo es la suma, cómo lo suman; beneficia a Neuquén, repito, en 150 millones pero en cuánto lo perjudica? Eso es lo que no se preguntan, que hagan balance de sumas y saldos, que es un ejercicio contable bastante sencillo, bastante simple.

-¿La idea de abrir los planes argentina trabaja a todo el país se planteó?

-No, no se hablo sobre eso. Se habló en general de todos los temas que tienen que ver con las provincias. Y de armar, repito, una comisión, y los fondos que tienen que ver con el desarrollo de zonas con poco desarrollo relativo, es decir, que hay que comparar regiones y generar más inversiones en aquellas provincias que están rezagadas.