El proyecto deberá estar terminado en 2016 y permitirá el control e investigación satelital de la Luna. El acuerdo para la concreción de esta iniciativa se firmará la semana próxima entre Nación, Provincia y la Agencia Nacional China de Lanzamiento de Satélites.

El gobierno provincial firmará la semana próxima un acuerdo con la Agencia Nacional China de Lanzamiento, Seguimiento y Control General de Satélites, para que este organismo asiático instale en Bajada del Agrio una antena satelital de última generación que permita -a los gobiernos argentino y chino-explorar científicamente la Luna.

El convenio a rubricar involucra una responsabilidad tripartita, por ello, del acuerdo también participará la Comisión Nacional de Actividades Espaciales, CONAE.

Para acordar los alcances y beneficios de esta iniciativa, se reunieron esta mañana el secretario de Gestión Pública, Rodolfo Laffitte, el secretario general de la CONAE, Félix Menicocci, y el vicedirector del departamento de Ingeniería de la Agencia Nacional China de Lanzamiento, Seguimiento y Control General de Satélites, Li Zhiqiang.

Según explicó Menicocci, “este acuerdo que vamos a firmar la semana próxima, reviste mucha importancia para el país, porque se trata de la participación de Argentina en un proyecto muy ambicioso que lleva adelante el gobierno de China, es decir, participar en un plan que involucra la exploración del espacio y que tiene como primera etapa la Luna y, como segunda meta, el planeta Marte”.

Menicocci sostuvo que “desde Neuquén, el país participará de un proyecto internacional de gran envergadura y se sumará al concierto de países que están trabajando en la exploración del espacio”. Aseguró que “el acuerdo establece que la antena deberá estar instalada y funcionando en el 2016” y para ello “ya se firmó un acuerdo entre la CONAE y la Agencia Nacional China; la semana venidera se firmará el documento tripartito entre los tres gobiernos y, posteriormente, habrá acuerdos a nivel gubernamental entre China y Argentina”.

Afirmó que “el objetivo de todo estos pasos previos es contar con los instrumentos jurídicos necesarios para llevar adelante el proyecto. En virtud de ello, se firmarán tres ejemplares en tres idiomas distintos, castellano, inglés y chino y, en caso de discrepancias, el que tiene valor es el inglés”. “Se calcula –indicó- que en dos años estará todo listo y en el 2016 estará operativa la antena que será la puerta de entrada de Argentina, a través de Neuquén, a un proyecto de trascendencia internacional”.

Comentó que “China tuvo otras opciones en este proceso de selección antes de decidir la instalación en Neuquén, como fue el caso de Chile o de otras provincias argentinas. Pero Neuquén, y específicamente Bajada del Agrio, se eligieron no solo por las características geográficas especiales con que cuenta esta región, sino también por toda la disposición y apoyo del gobierno neuquino en esta iniciativa”.