¿Cómo les va, chicos? No estaríamos en un jardín si les dijéramos  que se callen. ¿Todo bien? ¿Están contentos? ¿Ya recorrieron el jardín? ¿Seguro? ¿Y cómo quedó? ¿Quedó lindo? ¿Qué le falta? ¡Juguetes! (Responden los chicos).

Juguetes. Bueno. Todos estos juguetes son para ustedes, los tienen que compartir. Están medio cortos estos juguetes, faltan más juguetes, tienen razón. ¿Y qué más falta? Miren lo que les trajo acá Chani (Alma Sapag). Parece un robot esto, ¿qué es esto? Un equipo de música y con micrófono para que escuchen música, bailen y todo eso.  ¿No van a jugar al fútbol en esta escuela? ¿No hay pelota? ¿No trajimos? Sí, trajimos.

Nosotros también estamos contentos porque durante mucho tiempo, muchos años, muchas personas, padres, maestros, directivos, intendentes, directoras, pidieron este jardín para ustedes y yo cada vez que venía al aniversario, veníamos con mi amigo y compañero Jorge Sapag, veníamos al aniversario y nos pedían el jardín y nos pedían el jardín y nos pedían el jardín, así que este aniversario que viene seguro que el jardín no nos van a pedir porque ya lo hemos terminado.

Así que ahora tienen que prestar atención y escuchar a las seños, a las maestras, a las directoras, porque ellas nos vienen a enseñar cómo ser felices en la vida. Como papá y mamá que les enseñan en la casa, acá hay que prestar atención porque toda esta obra que hemos hecho es para que se encuentren ustedes con los maestros.  Porque el porvenir y futuro, el mañana, depende de ustedes, y para que ustedes tengan posibilidad de ser felices, hay que aprender mucho en la escuela. Y ahora en un ratito más van a empezar a tener clases y van a tener que escuchar atentamente lo que les vayan enseñando porque nosotros estamos convencidos de unos estudios.

Hay gente que allá lejos se puso a estudiar y estableció que ustedes, el nivel educativo de ustedes, cuando ustedes más rápido van a aprender es cuanto antes empiezan. Si tienen sala de tres, cuatro, cinco años, después en la escuela primaria les va a ir súper, súper bien, van a tener buenas notas y ser muy buenos compañeros.

Y también a este jardín lo tenemos que cuidar, lo tienen que cuidar, porque ha costado muchísimo hacerlo. Queremos agradecerle a los obreros, la empresa, a todos los que hicieron posible hoy que estemos inaugurando este jardín. También al Ejército, a la banda de música que ha venido. Sepan que nosotros estamos muy felices de estar acá. Esta es un gran logro de toda la comunidad de Las Lajas, no solo como dijo la intendenta de la comunidad educativa, sino de todo el pueblo de Las Lajas. Estamos convencidos de que en el fortalecimiento educativo tenemos la oportunidad de generar igualdad de oportunidades.

En la educación de ellos tenemos la garantía de la oportunidad. No hay posibilidad de igualdad sin educación.