A todos, muchísimas gracias por haber empujado y haber trabajado en este gran sueño que hoy es una realidad. A los obreros de la Uocra (Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina), de la empresa constructora, que han levantado ladrillo a ladrillo esta hermosura.

Estábamos en la campaña, digo… porque el centro del fortalecimiento educativo es la escuela, estaba lleno de profesores, eran como 200. No, el centro es el alumno. Luego entendí que en la política de salud, el centro no es el paciente, sino que es cada neuquino, cada habitante.

Quiero, primero que nada, agradecerles porque si no hubiese sido por la actitud de ustedes de postergar 24 horas no podría estar aquí. Justo nos había convocado el presidente (Mauricio) Macri para un anuncio importante para fortalecer el crecimiento salarial de todos los argentinos, y era el mismo día a la misma hora.

Y yo la verdad que tenía ganas, necesidad y compromiso de estar en los dos lugares. Cada tanto cuando ‘se me quema alguna nave’, por alguna solución llamo a mi compañero Jorge Sapag. Le digo: ‘Mirá, ¿alguna vez te pasó esto? Necesitás, querés, tenés el compromiso, la responsabilidad de estar a la misma hora en dos lugares distintos, y no podés optar vos, no podés decidir por uno o por otro’. Bueno, de ahí surgió en esa charla de llamarte Miguel y darte a vos y a la comunidad la decisión. La decisión es del pueblo, de ustedes, si lo hacían ayer u hoy. Entonces quiero, primero que nada, agradecer nuevamente esta decisión de amor y de cariño que toda la comunidad tomó, por la cual hoy puedo estar acá.

También transmitirles que en la escuela nos enseñan valores, aprendemos talentos. Y yo aprendí uno o ratifiqué uno que me enseñaron mis padres, de ser bien agradecido. Era diciembre de 2007, yo era presidente del Banco Provincia del Neuquén, el Movimiento Popular Neuquino -gracias a la confianza de todos ustedes- había ganado las elecciones y Jorge me confirmó para que yo siguiese presidiendo el banco. Entonces, en la primera reunión con sus ministros, habíamos conseguido algo muy importante para el fortalecimiento del Banco, teníamos que ir a Buenos Aires a ver a la presidenta (Cristina Fernández), habíamos conseguido algo importante. Y Jorge, delante de todos los ministros, llevaba una semana trabajando como gobernador, me pidió que yo se lo explicase al gabinete. Me dijo: ‘Esta no es cosecha mía, esta es siembra del gobierno que acaba de culminar’. Por eso, después de comentar dos o tres temas que me parecen importantes, vamos a invitar a Jorge que ha tenido la amabilidad de venir hasta aquí, para que él cierre este acto de inauguración de este gran sueño de todas las comunidades.

Felicitar a todos los loncos y a cada integrante de cada comunidad, y decirte que sí, en tu persona, cuando hemos dicho que los intendentes se integran al gabinete. Por eso felicitarte que estés aquí Carlos (Corazini, intendente de Junín de los Andes), decirte que el gabinete también tiene que recorrer y transitar, involucrándose en el cara a cara con las comunidades.

Vamos a constituir el gabinete, en el norte, en Aluminé, en Junín, y vamos a llegar hasta las comunidades para poder dialogar cara a cara, mano a mano, para ver cuáles son las distintas problemáticas y necesidades que tienen ustedes.

Quiero agradecerles también porque en este fenómeno de la política muchos me han votado sin conocerme, muchos me están conociendo hoy, pero sepan que ese voto de confianza en la continuidad de lo bueno, hoy tiene aquí la primera cosecha, porque en esa continuidad hasta esta hora no se paró un día. No hubo un peso que se retrasó, no hubo un ladrillo o instalación que se dejó de hacer para que hoy esta obra ya sea una realidad para cada uno de ustedes.

Decirles que vengo a asumir el compromiso de trabajar en el fortalecimiento de las escuelas de las comunidades rurales. Recientemente la Unesco ha reconocido el nivel de nuestras escuelas, poniéndolas en el mismo nivel de calidad educativa que las escuelas urbanas. Por eso vengo a renovar el fortalecimiento en la inversión, no en el gasto. Cada peso que destinamos al servicio y fortalecimiento educativo, es una inversión. Inversión en nuestros profesores y maestros, en la capacitación y formación; inversión en el transporte, para que nuestros chicos puedan llegar hasta las escuelas; inversión en el equipamiento, en los insumos, en las jornadas extendidas y en todo lo que es necesario para que en nuestras escuelas funcionen en tiempo y forma nuestros comedores.

Tenemos en este momento 190 escuelas rurales y 3.300 chicos que acuden. Estamos orgullosos de nuestras escuelas rurales, de nuestros alumnos y de nuestros maestros, con la conducción de nuestros distritos. Distritos que vamos a fortalecer en su autonomía. Hemos creado el Distrito número 11 para darle autonomía a las escuelas rurales de Villa Pehuenia, Aluminé y Moquehue. Pilo Lil no, porque me dicen que han consensuado y va a quedar bajo la dependencia del distrito de Junín.

Estamos también con algunos anuncios que vamos a hacer el 1º de marzo para el fortalecimiento educativo. Decirles, como dijo el lonco, que de la mano de esa bandera la cual nos enseñan en la escuela que es la igualdad, garantizamos el progreso individual y colectivo con justicia social, garantizamos en esos valores que nos enseñan en la escuela la posibilidad de desarrollarnos individualmente, familiarmente y laboralmente, para integrarnos en la comunidad.

Dice el Papa Francisco, lo decía allá por noviembre del año pasado, que hay cuestiones que están vinculadas a la cabeza, al corazón y a las manos, en la educación. La educación tiene la responsabilidad de brindarle al alumno los valores para aprender a pensar, para aprender a desarrollarse siendo feliz, y los valores para aprender a trabajar. Nosotros estamos convencidos y vamos a luchar incansablemente en esto; en la inversión, por ejemplo, en esta infraestructura que permite igualdad de oportunidades.

Y lo vamos a hacer dialogando. Nosotros no vamos a imponer porque simplemente somos un eslabón de la concreción de los sueños en realidades de cada uno de ustedes. Lo decías Miguel recién en tu discurso y me lo decía alguien al entrar; me decía: ‘Querer es poder’. Simplemente se trata de gestionar fuertemente para encontrar los recursos económicos que nos permitan hacer realidad los sueños de ustedes, sueños que tenemos que canalizar desde el vamos a partir de que Dios nos ilumine en estar conectados siempre en el verdadero sentir y pensar de cada uno de ustedes.

Por eso hoy, delante de todos ustedes y también delante de Jorge, quien ha conducido el gobierno de la provincia hasta hace pocos días, venir a renovar lo que fue nuestra base de la campaña y el eje de nuestro trabajo, que es la continuidad de lo bueno y el cambio allí donde no hemos llegado o hemos cometido errores, porque somos seres humanos.

Nosotros tenemos un legado en los valores que nos han enseñado nuestros padres y nuestros abuelos. Jorge nos ha dado las herramientas con las cuales tenemos que gestionar y gobernar diariamente. Lo más fácil, cómo hacerlo lo tenemos, pero son tiempos también de que esta nueva generación que está gobernando demuestre que tiene la misma coherencia en los hechos para garantizar, trabajando fuerte, el desarrollo en igualdad de oportunidades de cada uno de ustedes.

A toda la comunidad educativa, muchas gracias, porque ustedes han dado un ejemplo claro en la lucha continua y permanente de que la igualdad de oportunidades es posible y esta obra es el reflejo y el espejo en el cual nos tenemos que mirar para trabajar a lo largo y a lo ancho, vertical y horizontalmente, en toda la provincia.

Muchísimas gracias, felicitaciones y nuevamente gracias por haberme esperado hoy para poder compartir esta fiesta educativa, esta fiesta de las comunidades, esta fiesta de la zona Sur de nuestro querido Neuquén.