El objetivo fue dar a conocer las posibilidades que presenta la provincia para exportar cerezas hacia el país asiático.

Este mediodía se llevó a cabo en la localidad de Vista Alegre una reunión de trabajo entre importadores de la República Popular China, productores frutícolas y funcionarios del gobierno provincial. El objetivo fue dar a conocer las posibilidades que presenta la provincia para exportar cerezas hacia el país asiático. Además, se realizó un recorrido por un predio que ya está en condiciones de realizar esa operatoria.

La comitiva de importadores chinos fue recibida por el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, junto al gerente general del Centro PyME Adeneu, Facundo López Raggi, y el empresario Carlos Enríquez.

Al respecto, Bertoya comentó que “nosotros entendemos que la zona tiene condiciones agroclimáticas excelentes. Este proyecto de plantaciones de cerezos en particular está financiado por recursos de personas provenientes del petróleo y el gas, y para nosotros es importante este tipo de inversiones en el sector de alimentos porque tiene un horizonte excelente hacia futuro”.

El ministro indicó que “lo que queremos mejorar en un futuro cercano es la logística, por lo cual se está trabajando con los responsables a nivel nacional del aeropuerto, Senasa, Aduana y otras entidades con la finalidad de que el aeropuerto de Neuquén se transforme en un centro de cargas y así poder despachar directamente nuestros productos hacia el mundo”.

“En el caso particular de China todos sabemos que es una economía muy sólida que crece constantemente y demanda estos productos de gran calidad que se producen en el Alto Valle”, dijo y agregó que “todo esto se complementa con la zona logística que une nuestras rutas provinciales a través del tercer puente con Cipolletti, junto al depósito fiscal aduanero que también amplía la superficie disponible para recibir y emitir cargas con los mercados externos”.

El titular de Desarrollo Territorial especificó que “esto es parte de un plan de trabajo entre el gobierno y el sector privado, que a nuestro entender va a consolidar el negocio de la venta de frutas y todo lo que tiene que ver con nuevas oportunidades para los productores que vean en la producción de cereza una alternativa a la fruticultura tradicional de esta zona”.

Finalmente, aseguró que “esto es un caso testigo y un buen ejemplo sobre los emprendimientos que son susceptibles de realizarse en la zona. Estas inversiones pueden llegar claramente a buen puerto porque son rentables desde el punto de vista económico y eso es lo que necesitamos para potenciar la actividad productiva en la región”.

En tanto, el productor Carlos Enríquez explicó que “nuestra empresa está realizando un proyecto nuevo dedicado a las plantaciones de cerezas. Ya tenemos fincas en producción y estamos desarrollando otro proyecto de 150 hectáreas arriba de la meseta, acá mismo en Vista Alegre, a sólo tres kilómetros, y nuestro objetivo es poder vender nuestras cerezas del valle al mundo”.

En relación con la visita de empresarios chinos en la provincia, Enríquez comentó que “básicamente salimos a vender este proyecto a distintos mercados y en uno de los que tuvimos mejores respuestas fue en Hong Kong y China. Allí nació una relación comercial con un grupo de importadores –que son unos de los más grandes de ese país- y hoy estuvieron presentes en una reunión con nuestro equipo y con autoridades del gobierno provincial. Hoy por hoy, China es el mercado más importante en cuanto a volumen y rentabilidad”.