Participan cerca de 60 productores, ingenieros y consultores de las principales zonas productivas del país. El potencial de la región está dado por su excelente clima y alta demanda local de fruta.

Expertos de diversas zonas del país, consultores internacionales y productores locales participan de las Jornadas Nacionales de Frutillas, que se extenderán hasta mañana en Plottier. Entre los contenidos, se abordan las nuevas variedades de frutillas, sistema de producción, aspectos sanitarios y la actualidad de los mercados.

Sebastián González, titular del Copade y presidente del Centro PyME-Adeneu, estuvo a cargo de la apertura del evento y destacó el trabajo realizado desde la provincia en el fortalecimiento de la producción de frutas finas, “pero que aún tiene el desafío de satisfacer al mercado regional”. Puso en valor la exportación directa de cerezas realizada desde el aeropuerto de Neuquén el año pasado, y aseguró “que permitiría ampliar la comercialización de otros productos locales, como la frutilla, hacia los mercados externos”.

Daniel Kirschaum, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Famaillá, señaló que hay una demanda creciente de frutilla en el mundo e indicó que distintas provincias aumentaron su producción y posicionamiento en el mercado como Tucumán y Corrientes.

En este sentido, consideró que «no todas las provincias tienen que pensar en producir para comercializar en el mercado concentrador de Buenos Aires, sino que en cada región hay un nicho importante de producción, como es el caso de la Patagonia, Neuquén especialmente, porque hay una demanda local de fruta importante».

Mañana disertará Luis Correa Antunes, máster en agronomía de la Universidad Nacional de Lavras (Brasil) sobre producción de frutillas en sustrato. El sistema permite a los productores trabajar en una condición de trabajo mejor, y que posibilita producir más en una misma área.

En Brasil, prácticamente el total de la producción se consume en el mercado interno y está a cargo de productores que trabajan con 2.000, 3.000 y hasta 10.000 plantas.

Detalló algunas de las ventajas de la producción en sustrato: «se puede producir con la misma planta por dos o tres años, hay un menor uso de agroquímicos porque la producción está protegida y tampoco genera problemas con el granizo y heladas».

Mañana abordará el cultivo de frutillas en Cuyo, fertirrigación en frutillas y nuevas variedades. Por la tarde se realizará una visita a campo al «Ensayo de cultivares de día neutro», ubicado en el establecimiento La Esperanza de Plottier.